Así desaparecerá CFE área ligada a millonario desfalco con gasoductos


La Comisión Federal de Electricidad (CFE) desaparecerá la Subdirección de Energéticos, área vinculada con el desfalco ocurrido durante el gobierno de Enrique Peña Nieto con la implementación de una subutilizada red de gasoductos.

Quinto Poder ha informado sobre dicha problemática en la investigación #DesfalcoProfundo.

Dicha subdirección dependía de la Dirección de Operación, que ahora encabeza Carlos Morales Mar, y que en el sexenio anterior fue liderada por Francisco de la Parra y Luis Carlos Hernández Ayala.

“En el 2008 se creó la Subdirección de Energéticos, dependiente de la entonces Dirección de Operación, la cual entre otras funciones tenía las relativas a (i) coadyuvar en la definición de la estrategia de abasto de combustibles; (ii) planear y autorizar las modalidades de transporte de energéticos y (iii) dirigir el proceso de planeación, formalización y administración de contratos de suministro y transporte”, señaló la CFE el pasado 1 de agosto, en un documento firmado por Manuel Bartlett, director de la Comisión, tras modificaciones del Estatuto aprobadas y expedidas por el Consejo de Administración de la misma, según documentos de los que Quinto Poder tiene copia. 

“Existe la necesidad de modificar la actual estructura organizacional de la CFE para crear la Coordinación de Monitoreo y Análisis Operativo que estará adscrita a la Dirección Corporativa de Operaciones, la cual tendrá a su cargo coadyuvar y auxiliar a las EPS (Empresas Productivas Subsidiarias) de Generación, en el análisis y planeación de sus requerimientos de combustibles a corto, mediano y largo plazo, así como coadyuvar en la gestión de su presupuesto de combustibles”, señala el mismo documento.

“Las funciones que antes realizaba la Subdirección de Energéticos (…) se transfieren a la Dirección Corporativa de Negocios Comerciales, a selección y solicitud de ésta última, con la finalidad de eficientar y optimizar recursos y activos y con ello aprovechar economías de escala. La Dirección Corporativa de Negocios Comerciales, será también responsable de conducir el proceso de rendición de cuentas a CFEnergía, S.A. de C.V., como entidad responsable de la optimización de la Capacidad de Transporte por ducto, Almacenamiento y Regasificación de Gas Natural y Gas Natural Licuado, celebrado el 20 de junio de 2016”, se ordena. 

Estas serán las tareas adicionales de la Dirección Corporativa de Negocios Comerciales, según una adición al artículo XI del artículo 28 del Estatuto Orgánico de la CFE: “Realizar la gestión administrativa y presupuestal de los contratos para la prestación del servicio de transporte, almacenamiento y regasificación de gas natural y gas natural licuado y análogos, de los que sea titular la Comisión Federal de Electricidad”.

Aquí el documento que lo sustenta:

Como se puede observar, se realizaron también adiciones a los artículos 15, 27, 34 y 37 Bis, en un documento firmado por el titular de la CFE.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, en la Subdirección de Energéticos, fueron aprobados los contratos de los gasoductos privados que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha calificado como “leoninos” y que actualmente se encuentran bajo negociación entre el gobierno federal y las empresas prestadoras de servicio, entre las que se encuentran TransCanada (TC Energy), IEnova, Carso, FERMACA, Gas Natural del Noroeste, Gasoducto del Río, Elecnor y Atco.

Tales contratos fueron avalados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Secretaría de Energía (Sener) y organismos que fungieron como “testigo social”, como Transparencia Mexicana.

Francisco de la Parra, exdirector corporativo de Operaciones, según publicó Quinto Poder el pasado 7 de agosto, autorizó que las empresas FERMACA y Carso, vieran ampliados los plazos para la construcción de dos gasoductos amparados en la figura de Caso Fortuito y Fuerza Mayor, que permite a los constructores postergar la fecha de entrega de una obra siempre y cuando justifiquen que tienen razones para ello.

Dicha cláusula, es una de las que se encuentran bajo negociación actualmente entre el gobierno federal y las empresas, porque el gobierno actual considera que dicha cláusula es ventajosa para los prestadores de servicio.

Según la última información a la que tuvo acceso Quinto Poder, los gasoductos funcionan apenas a un 8.66% de su capacidad, y hasta el momento se han pagado 22 mil 700 millones de pesos por la figura de Caso Fortuito y Fuerza Mayor.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.