#Alerta: Lo que los instaladores del gas natural no quieren que sepas


Si alguna vez te han ofrecido instalar gas natural en tu casa o negocio, más vale que lo pienses dos veces antes de hacerlo…

No falta quién te diga que este combustible es lo máximo porque es menos tóxico y es amigable con el medio ambiente, pero muy probablemente no te han contado todo lo malo que se esconde detrás.

1.- Pago por instalación

Resulta que además de pagar el servicio cada cierto periodo (mensual o bimestral), tienes que pagar por la instalación, que más o menos te cuesta unos cinco mil pesotes.

Y si no lo pagas al chaz chaz la cosa se pone peor, pues tienes que firmar un contrato para que te difieran el costo de la instalación en tu recibo, lo que te obliga a contratar el servicio por varios años.

2.- Mantenimiento

A diferencia de las gaseras de licuado de petróleo (LP) que financian el mantenimiento de sus máquinas de producción y transporte, en el caso del gas natural corre por tu cuenta.

De ahí los diversos cargos que aparecen en la factura.

3.- Precio-consumo

A diferencia del gas LP en el que ya sabes cuántos kilos compras por cierta cantidad, en el gas natural no sería extraño que un bimestre te llegue una factura de 400 pesos y al otro de 800, pues finalmente quien mide el consumo y mueve los precios es la empresa.

Y si hay fugas también tienes que pagar tú.

4.- Aguas con quejarte y cancelar el servicio

Si por alguna razón no estás conforme con el servicio que te proporcionan, más vale que vayas preparando tu hígado.

Pues aparte de que te hacen llamar a todos lados y dar vueltas y vueltas, no te quitan el medidor hasta que se les pega la gana, por lo que tú tienes que seguir pagando por lo menos el servicio de mantenimiento, e instalación, en el caso que hayas pedido el cobro diferido.

No es por nada que en 2015, la empresa de Gas Natural Fenosa se llevó el primer lugar de quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

5.- Ni natural, ni amigable con el medio ambiente

Resulta que esta maravilla que te intentan vender no es lo que parece, pues si bien la sustancia es menos tóxica, su producción sí representa graves daños al medio ambiente como deforestación, desplazamientos de comunidades y destrucciones de ecosistemas por la construcción de gasoductos para transportar el gas.

Una vez que sabes esto ¿aún contratarías este servicio?

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.