Además de las Afores, estas son las otras opciones de ahorro para tu retiro


México está entre los tres países con las pensiones más bajas, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Se calcula que tendríamos que ahorrar hasta el 35 por ciento de nuestro salario por más de 20 años para tener una pensión igual al sueldo. Y aunque el panorama luce complicado, hay algunas medidas que puedes tomar para tener una pensión suficiente.

Ningún mexicano que cotice después de 1997 tendrá pensión como las actuales. El sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), como está planteado, no ofrece una jubilación digna para los años de retiro, en promedio, los trabajadores tendrían mensualmente sólo 24 por ciento de su último sueldo. Es decir, si tu sueldo es de 10 mil pesos, solo obtendrás una mensualidad de 2 mil 400 pesos al mes. 

Quienes comenzaron a cotizar a partir de 1997 lo hacen bajo el régimen de Contribución Definida, lo que significa que la pensión se determina por lo que el trabajador logró ahorrar en su cuenta Afore durante los años que cotizó en IMSS o ISSSTE.  Este sistema entró en vigor en la Ley del IMSS de 1997.

A partir del 2022 comenzará a jubilarse la ‘generación Afore’, con el riesgo de que la cantidad no sea suficiente para sus años de retiro, además de tomar en cuenta que ha ido aumentado la esperanza de vida. 

La Afore es una contribución tripartita del 6.5 por ciento del salario del trabajador, el porcentaje más bajo de América Latina,  compuesto por la aportación del trabajador (1.125%), la del empleador (3.150%) y del gobierno (.225%) de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro (Consar).

Este dinero es administrado por las Administradoras de Ahorro para el Retiro (Afore), que ofrecen rendimientos por invertir el dinero  y comisiones por administrarlo. Cada trabajador puede elegir el Afore que más le convenga, si no lo elige, se le asigna uno.

El rendimiento neto es la cifra que más interesa para comparar las Afores más convenientes, pues es el resultado de restarle al rendimiento bruto la comisión que cobra la Afore. Es decir, a mayor rendimiento neto más dinero se va a acumular en tu cuenta para el retiro. Las Afores te ofrecen un rendimiento de acuerdo al rango de edad en el que te encuentres.

Conforme al último informe de Consar, las Afores que te ofrecen mayor rendimiento neto si tienes menos de 45 años, son Profuturo y SURA. En caso de que seas mayor de 46 años las más convenientes son Profuturo y Coppel. Para las personas de más de 60 años la mejor opción es Inbursa.

 

La alternativa que plantean las autoridades para incrementar el  ahorro para el retiro, y que la pensión sea más digna, son las aportaciones voluntarias. Este planteamiento resulta complicado si se toma en cuenta que en nuestro país sólo el 4.5 por ciento de la población percibe más de 13 mil pesos al mes.

Por esto, es poco viable para la población destinar el 18 por ciento de su sueldo mensual por 40 años a su cuenta para tener una pensión igual a su salario, como la obtienen los que se jubilaron con el régimen de beneficio definido.

 

Las aportaciones voluntarias las haces de acuerdo a tus posibilidades y tienen ciertos beneficios: son deducibles de impuestos, la inversión está segura porque es supervisada por la Consar y a partir de los dos meses puedes disponer de tus recursos. También es la opción que ofrece mayor rendimiento a largo plazo.

 

El dinero de tu cuenta Afore se invierte en fondos de inversión, ahora también puedes transferir de una sociedad de inversión (SIEFORE) a otra, de acuerdo con la que más te convenga y los riesgos que quieras correr. La página de e-sar tiene un mecanismo para que elijas tu SIEFORE.

 

El pasado 28 de agosto, Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que se irían reduciendo las comisiones de las Afores, esto permitirá que se incremente 10 por ciento el ahorro de los trabajadores para su retiro. 

Pero no tienes que limitarte al Afore, hay otros recursos complementarios que ofrecen mayor rendimiento, aunque con mayor riesgo.

Por ejemplo, los Planes Personales para el Retiro (PPR). A diferencia del Afore,  el monto que tienes que aportar es mayor y  sólo se alimenta de lo que tú aportas.

Aún así, los PPR tienen atractivos beneficios, uno de ellos es que son deducibles de impuestos.

Algunas empresas ofrecen  planes privados de jubilación como una prestación más. Tienen la ventaja de que puede ser en varios esquemas, el más atractivo es en el que sólo la empresa se encarga de financiar la jubilación.

También puede ser por contribución definida, donde lo que se destina a la jubilación es únicamente lo que se logró ahorrar, o en un esquema híbrido, con características de los dos anteriores.

Una alternativa más de ahorro que puedes utilizar para tu retiro son los fondos de inversión. Puedes destinar los montos de acuerdo a tus posibilidades. Aquí puedes obtener rendimientos muy atractivos aunque corres más riesgos.

Para aclarar las dudas, puedes acercarte a las oficinas de Consar o directamente a la Afore que más te atraiga.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.