20 datos para entender el legado del oaxaqueño Francisco Toledo

Francisco Toledo murió la madrugada del 5 de septiembre a los 79 años de edad. El autodenominado “hombre mono”, fue un artista oaxaqueño reconocido por su obra y por su activismo.

De familia zapoteca, Toledo nació en Juchitán, Oaxaca, a principios de los años cuarenta, tiempo en que en el muralismo mexicano se ilustraba las raíces indígenas. Migró de joven a la Ciudad de México y estudió en el Taller Libre de Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Con apenas 20 años, Toledo llegó a Italia en 1960 para encontrarse con Rufino Tamayo y con Octavio Paz, gracias a la recomendación de un galerista mexicano.

Octavio Paz lo ayudó a relacionarse con figuras del arte, pero los mexicanos terminaron confrontados cuando Francisco Toledo y Bona Tibertelli, quien tenía una relación con Paz, se enamoraron.

En París conoció a su paisano Rufino Tamayo, quien ya era un pintor reconocido. Él lo ayudo a vender su obra para que pudiera continuar en Europa.

Permaneció cinco años en Francia, ahí perfeccionó su técnica de grabado.  Con poco más de veinte años ya exponía a nivel internacional, primero en Estados Unidos, luego en Inglaterra, Suiza y Alemania.

En su obra exploró varias posibilidades artísticas. Hizo pinturas, litografía, esculturas, grabado en cerámica e intervenciones.

Después de una temporada en México, migró a Nueva York, a París y a Barcelona. Volvió a México hasta 1989. Su obra diversa ha recorrido Japón, Estados Unidos, Francia, España y varios países de América Latina.

En algunas ocasiones hizo trabajos abiertamente referidos a otras obras. Uno de ellos es una serie de dibujos inspirados en “Informe para una academia” de Franz Kafka, que cuenta la historia del mono Peter abandonado en Hamburgo. Toledo se identificó con esa historia, pues señaló que se sentía arrancado de la cultura milenaria zapoteca e insertado en la cultura occidental.

El oaxaqueño participó en diversas causas sociales y políticas, desde su trinchera y como activista. Formo parte de Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI), que en 1981 lograron arrebatarle el poder en Juchitán al PRI.

LA JORNADA

Fue un apasionado defensor de los recursos y medio ambiente. Fue fundador y presidente de Pro-Oax, el Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Natural y Cultural de Oaxaca, que entre otras cosas, defendió  Monte Albán, rescató el río Atoyac y ha evitado la incursión de varias empresas internacionales en varios puntos de Oaxaca.

En la suma de sus luchas,  Toledo intervino para que fueran liberados los detenidos de la APPO en el 2006 y sus derechos fueran respetados.

Toledo salió en defensa del maíz nativo frente a la amenaza de la incursión del maíz transgénico al país. Intervino fotografías  en su exposición “El maíz de nuestro sustento”. También envió una carta a Peña Nieto con 16 mil firmas para evitar la entrada del grano modificado.

 

El artista que siempre fue reconocido como un rebelde, encabezó diversas protestas, a veces, con actos artísticos, como en el 2017, tras el asesinato del periodista Javier Valdez y en el 2015, por el asesinato de Rubén Espinosa.

Por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa en el 2014, realizó un acto con 43 papalotes, para que, como él lo dijo, el alma de los estudiantes  bajara de regreso a la tierra. También realizó una exposición en el Museo  Memoria y Tolerancia por los normalistas.

En la década de los noventa fue parte de los impulsores del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, también fundó el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) y el Centro de las Artes San Agustín.

Aunque impulsó centros culturales en su estado, a Francisco Toledo no le gustaba ningún tipo de reconocimiento ni homenajes.

Su hija, Natalia Toledo, es poeta, escribe en zapoteco y español, actualmente es Subsecretaria de Diversidad Cultural.

El el 2018 renunció a una beca vitalicia en Estados Unidos para cederla a jóvenes artistas. También otorgaba becas a artistas emergentes, desde niños hasta investigadores.

El presidente Andrés Manuel López Obrador compartió un mensaje lamentando la muerte del artista.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.