10 datos sobre Vicente Zambada, el capo que ayudó a la captura de ‘El Chapo’


El juicio de Joaquín Guzmán continúa y es por ahora uno de los más mediáticos de los últimos años en Estados Unidos, debido a las historias que han surgido de varios capos de la droga que ahora son testigos en el caso.

Ismael “El Mayo” Zambada, sus hijos y hermanos juegan un papel muy importante para conocer la red de operación del cártel de Sinaloa, por lo que sus testimonios causan gran interés, y esta vez tocó el turno a Vicente Zambada Niebla.

Vicente Zambada, hijo de “El Mayo”, desde los 19 años trabajó con el cártel y era quien supervisaba la correcta entrega de cocaína por traficantes colombianos.

Conocido como “Vicentillo”, los registros de las autoridades señalan que participó en el contrabando de mil 200 kilos en 1997.

El hijo de “El Mayo” también aceptó que a partir de 2005 fue responsable del tráfico de droga a través de aviones de carga, trenes y hasta submarinos que se distribuían desde Colombia hacia México y Chicago.

Contrario a otros narcotraficantes, Vicentillo parecía tener mayor exposición, ya que en internet circulan fotos de su vida cotidiana.

En 2009, Vicente Zambada Niebla fue detenido y se declaró culpable de conspiración e importación y distribución de cocaína.

Tras la detención le confiscaron un auto BMW 540 I, un VW Passat y un Audi A6.

Un año después fue extraditado a Estados Unidos, a una cárcel de máxima seguridad en Michigan.

En noviembre de 2018, Vicente Zambada se declaró culpable de los cargos en una corte de Chicago, además aceptó cooperar con las autoridades con el fin de que le reduzcan la sentencia.

De acuerdo con información de la DEA, Zambada Niebla ya cooperaba con la Agencia antes de ser detenido y a través de sus testimonios lograron la captura de “El Chapo” Guzmán en México.

Vicente Zambada declaró en el juicio que Vicente Fox no fue sobornado cuando “El Chapo” escapó en el carrito de lavandería del penal de Puente Grande en 2001.

Este fue el testimonio de Zambada Niebla sobre la fuga: “Lo escondieron debajo de una carga de sábanas y mantas sucias para conseguir que escapara del presidio. El Chapo iba contando cada una de las puertas por las que iba pasando ya que, cada vez que tenía que pasar por un control de la policía, escuchaba el sonido de apertura”, aseguró”.

De acuerdo con los testimonios de los periodistas que se encuentran en el juicio, Vicente Zambada saludó de forma cortés a “El Chapo”, a quien le llamaba “compadre”.

El juicio de El Chapo continúa en la corte de Nueva York.

#SGS

 

 

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.