REGRESAR

Platillos mexicanos de los que quizá jamás habías escuchado

Por: QuintoPoder
Abr. 08

Compartir:

México tiene una gran variedad de sabores, muchos de ellos desconocidos incluso para los propios mexicanos, aquí algunos platillos que seguramente no conocías.

Chapadongo

¿A qué te suena? Al hablar de Chapandongo estamos mencionando a un antojito veracruzano hecho con tortillas rellenas con queso añejo y que van capeadas.

De acuerdo al Pequeño Larousse de la Gastronomía Mexicana, suelen ir servidas con una salsa espesa de jitomate y chile ancho. Disfrútalas durante el desayuno y la merienda, como es tradicional. Además en ciertos lugares a veces las bañan con mole negro.

 

La Ciudad de México podría tener cinco nuevas alcaldías

Bocol

Hidalgo, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz comparten el Bocol. Un antojito que recuerda a una gordita de masa de maíz mezclada con sal y tuétano.

Los rellenos cambian de acuerdo al estado y puede contener queso fresco con chile, huevo, pollo, carne de cerdo, salsa, chorizo, papas, rajas, frijoles, moronga o chicharrón. Si escuchas el término “bocol pinto”, ten por seguro que la masa tendrá frijoles negros mezclados en ella.

Codzito

El codzito tiene su nombre del maya “kots’” que significa taquito enrollado y relleno. Ahora que lo sabes, seguramente te es más fácil imaginarlo. Este taco frito va relleno de picadillo de cerdo, cubierto con salsa de jitomate y queso sopero. Es muy popular en la península de Yucatán y pueden contener diferentes guisos y presentaciones.

Si los pruebas en Campeche los probarás con cazón asado o frito y se sirven con salsa de chiltomate.

Lomitos de Valladolid

Los lomitos de Valladolid, tal como lo dice su nombre, es un platillo típico de Valladolid en Yucatán. Está hecho con trozos de lomo de cerdo guisados en una salsa espesa de jitomate, orégano, chile verde o seco y chile habanero entero.

A veces puedes encontrarlo con rebanadas de huevo cocido o en tacos. Es común acompañarlo con frijoles colados.

Meztlapique

El Meztlapique, del náhuatl michin y tlapictli, que quieren decir respectivamente pescado y envuelto en hojas de maíz. Tal como lo describe su nombre es una especie de tamal pero sin masa, relleno de pescados de talla pequeña como los que también se llaman mextlapiques.

Suele ir acompañado de rajas de chile, nopales, cebolla y alguna hierba o condimento como epazote. Además su cocción se realiza sobre un comal y es muy popular en las zonas lacustres de los Valles de México y Toluca. ¡Un tamal muy saludable!

Papadzules

 

Los papadzules son un tipo de enchilada, llevan una salsa de pepitas verdes de calabaza y epazote, y son típicas de la península de Yucatán.

Relleno negro

El relleno negro  es un guiso hecho a base de chiles secos quemados y pavo, es uno de los platos más representativos de la cocina yucateca.

Este manjar representa la herencia gastronómica de los mayas y las adiciones españolas con dos protagonistas: el recado negro y el “but” o las bolas de carne de pavo molidas.

Caldo de Oso

Con un chorro de vinagre que se combina con el limón, la sal, el chile y una montaña de queso, la historia del “caldo de oso”, hoy mejor conocida como bomba, comenzó hace casi 50 años en León y en la actualidad forma parte de la gama gastronómica de la ciudad.

La mejor conocida como “bomba” es uno de los platillos gastronómicos que le han dado historia e identidad a León, pues la fruta y su composición de chile, vinagre y limón, sin olvidar el queso, causan una bomba que explota a quien la come para que no se olviden de ella.

#DLP

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.