REGRESAR

Los datos que debes conocer sobre Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia

Por: CarlaOrdonez
Ene. 03

Compartir:


En noviembre de 2019 el mundo entero volteó los ojos a Bolivia después de que el intento de reelección de Evo Morales generara descontento entre un sector de la población de dicho país.

Tras intensas movilizaciones y muestras de inconformidad en Bolivia, Evo Morales renunció a la presidencia de dicho país, tras lo cual México le brindó asilo político.

De acuerdo con el artículo 169 de la Constitución boliviana, se señala que ante la ausencia del presidente, el vicepresidente es quien debe de asumir el cargo, pero este también renunció.

El mismo artículo indica que ante la ausencia de ambos, las funciones serían asumidas por el titular del Senado, a falta de este, el máximo representante de la Cámara de Diputados debe convocar elecciones en un plazo de 90 días.

Pero tras la renuncia de Morales, los personajes mencionados en dicha jerarquía también dejaron su cargo, motivo por el cual la segunda vicepresidenta del Senado, Jeanine Áñez, asumió el poder autoproclamándose presidenta interina de Bolivia en una Asamblea Legislativa sin quórum.

Con ello se convirtió en segunda mujer en gobernar el país después de Lidia Gueiler, quien fue presidenta interina de Bolivia entre 1979 y 1980.

Jeanine Áñez Chávez nació el 13 agosto de 1967, en Trinidad, cabecera del departamento de Beni.

Jeanine Áñez es licenciada en Ciencias Jurídicas y Derecho, se tituló como abogada de profesión en 1991.

La presidenta interina, de 52 años de edad, tiene dos hijos y está casada con Héctor Hernando Hincapié Carvajal, político colombiano.

Antes de dedicarse a la actividad política, Áñez fue presentadora de la televisora Totalvisión, la cual dirigió en su natal ciudad, capital del departamento amazónico de Beni, al noreste de Bolivia.

Jeanine Áñez es militante de la alianza opositora Unidad Demócrata (UD), partido liderado por Rubén Costas, gobernador de Santa Cruz, localidad considerada un bastión opositor.

En 2006 fue electa para la Asamblea Constituyente que convocó el expresidente Evo Morales para reformar la Constitución después de la crisis política y social de 2003 que derivó en la caída de los partidos tradicionales y en el acenso político de Morales.

En 2010 se convirtió en senadora y formó parte de la ya disuelta alianza opositora Plan Progreso y Convergencia Nacional.

Jeanine Áñez Chávez se opuso a la construcción de una importante carretera sobre el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, declarado como área protegida.

La presidenta interina de Bolivia rechazó en 2015 la postulación de Evo Morales para lograr su cuarto mandato consecutivo como presidente.

A partir de ese año, Jeanine Áñez se convirtió en una de las principales opositoras del gobierno de Morales.

Áñez apoyaba la candidatura del también senador Óscar Ortiz, y en las elecciones del 20 de octubre, se presentó con la fórmula “Bolivia Dice No”.

De acuerdo con información del diario español El Mundo, se dice que la imagen contrastante de Áñez con la mayoría de mujeres bolivianas, ha logrado que en los pasillos del Parlamento la llamen “Angelina Jolie del Legislativo”.

Actualmente, Jeanine Áñez es la presidenta número 66 de Bolivia.

Aunque la ley de Bolivia no la contempla en la línea sucesoria, hoy Áñez tiene el apoyo de Brasil, Estados Unidos, Rusia, Alemania, Guatemala y Colombia.


ARTÍCULOS RELACIONADOS




Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.