REGRESAR

Las dependencias que están al borde de la quiebra

Por: QuintoPoder
Dic. 01

Compartir:

En su gobierno, Andrés Manuel López Obrador planea descentralizar las secretarías de Estado y reubicarlas en diversas entidades.

Pero además de enfrentar los desafíos logísticos de la mudanza, la próxima administración tendrá que cuidar las finanzas de dependencias, institutos y empresas productivas del Estado que en este sexenio quedaron marcadas por problemas y malos manejos financieros.

IMSS

Desde que Peña Nieto llegó a la presidencia, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) enfrentaba graves problemas financieros y se había agotado toda su reserva financiera.

Y aunque en su sexto informe de Gobierno Peña presumió que se había logrado un rescate financiero, el IMSS aún tiene dificultades para seguir siendo viable en los próximos años y ha estado involucrado en casos de corrupción.

ISSSTE

La Ley del ISSSTE que entró en vigor en 2007 salvó al instituto de un quiebra financiera porque el costo del pago de pensiones era insostenible, pero a la fecha sigue siendo un gasto significativo.

Por ejemplo, para 2018 el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado tenía un presupuesto de 282 mil millones de pesos, de los cuales 207 mil millones tenían que destinarse al pago de pensiones, lo que impide que se construyan nuevas clínicas y hospitales y deja un presupuesto reducido para su operación, traduciéndose en la caída de calidad en el servicio y falta de medicamentos.

CFE

Entre 2012 y 2013, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) estuvo en riesgo de quiebra técnica, después se concretó la Reforma Energética y la CFE pasó de empresa paraestatal a empresa productiva del Estado.

Desde entonces, la empresa ha mejorado sus resultados financieros, pero en buena parte fue gracias al apoyo del gobierno a través de subsidios y con una parte de los pagos de pensiones.

Cumplir con los pagos de jubilaciones y el alza de los precios de combustibles aún son cargas importantes que tendrá que enfrentar.

Pemex

Otra empresa que pasó de paraestatal a productiva del Estado durante el sexenio que termina fue Petróleos Mexicanos (Pemex) y actualmente atraviesa por una difícil situación, con una producción petrolera en declive, instalaciones que necesitan modernizarse y la carga de pagos de pensiones, por si fuera poco, la empresa también ha sido señalada por actos de corrupción y malos manejos, especialmente bajo la gestión de Emilio Lozoya (2012-2016).

Sedatu

La Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) se vio involucrada en uno de los notables casos de corrupción durante el gobierno de Peña Nieto, la llamada “Estafa Maestra”, la investigación que documentó la participación de la dependencia para realizar desvíos millonarios a través de la simulación de contratos.

En febrero, la Auditoría Superior de la Federación indicó que en 2015 y 2016, cuando Rosario Robles estuvo a cargo de la dependencia, se desviaron 1,747 millones 666 mil pesos a través de estas operaciones.

Sedesol

A su paso por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), de 2012 a 2015, Robles también dejó desvíos millonarios documentados por la Auditoría Superior de la Federación, por lo que terminó ligada a la dependencia en la “Estafa Maestra”.

Sagarpa

El uso de recursos públicos en la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para apoyar al crecimiento del campo mexicano fue puesto en tela de juicio por la Auditoría Superior de la Federación.

Se detectó que, por ejemplo, en 2014 se otorgaron 552 millones 330 mil 900 pesos a 57 mil 905 productores ‘fantasma’, que no estaban considerados como beneficiarios de un programa.

Infonavit

En los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón se registró un ‘boom’ de créditos de casas de interés social que después se convirtieron en deudas cuando un número creciente de trabajadores dejó de cumplir con sus pagos.

La cartera vencida del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) creció durante el sexenio de Peña Nieto y al primer semestre de 2018 asciende a 106 mil 956.918 millones de pesos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.