REGRESAR

De los aplausos a los cláxones: conciertos en la nueva normalidad

Por: QuintoPoder
Ago. 20

Compartir:


La pandemia del Covid-19 ha ocasionado que se transforme, al menos por el momento, la industria del entretenimiento, incluidos los conciertos, que tratan de encontrar una forma de reactivarse de una manera muy particular

Por Verónica Ayala

@vayalamty

En sólo seis meses, la pandemia del Covid-19 ha cambiado drásticamente nuestras vidas, y algunas industrias, como la del entretenimiento, sin duda una de las más golpeadas, buscan innovar y adaptarse a la nueva realidad para sobrevivir.

Las aglomeraciones en los festivales de música y disfrutar de un concierto codo a codo quedaron atrás y son ahora reemplazadas por la experiencia de conciertos por streaming y autoconciertos.

Tras la cancelación de espectáculos en los últimos meses, y en algunos casos para lo que resta del año, Ticketmaster ofrece actualmente boletos para la transmisión de conciertos de artistas como Mijares, Napoleón y Moenia, así como de obras musicales y hasta funciones de lucha libre, a través de su plataforma digital.

Pero para quienes no se conforman con disfrutar de un concierto a través de la pantalla, ahora se promueven autoconciertos, como los que se han realizado en los últimos días en el Foro Pegaso, en Toluca, Estado de México, donde hasta ahora se han presentado Moderatto, El TRI e Intocable.

Aquí te contamos cómo se vivió la experiencia de este último autoconcierto el sábado pasado.

A diferencia de los conciertos tradicionales en centros de espectáculos o auditorios, donde en la mayoría de los casos tienes un lugar asegurado, lo recomendable es llegar con buena anticipación para conseguir estacionarte en un buen sitio dentro el área donde hayas comprado tu boleto, cuyo costo varía según su cercanía al escenario.

En este espacio, aunque los conciertos están programados a las 20:00 horas, hay acceso al lugar desde las 17:00 horas.

Las medidas exigen el uso obligatorio de cubrebocas desde que llegas en tu vehículo al primer filtro, donde te entregan un ‘kit sanitizante´ con cuatro de ellos y le toman también la temperatura a cada uno de los pasajeros.

Eso sí, ni se te ocurra llevar algún tipo de alimento o bebidas, porque está prohibido su ingreso y para asegurarse te checan hasta la cajuela.

Ya en la zona que te corresponde van acomodando los vehículos con un cajón de estacionamiento de espacio entre ellos, por aquello de la sana distancia, y aunque puedes descender de tu vehículo y disfrutar del concierto junto a tu coche, en todo momento el personal está revisando que traigas puesto tu cubrebocas.

En el lugar había una serie de establecimientos que vendían alimentos, desde hamburguesas y hot dogs, hasta esquites y donas, a través de vendedores que están desfilando frente a los autos y te llevaban todo hasta tu lugar, mientras que otros te ofrecían bebidas pero en combos acompañadas de botanas.

Si querías un six de cerveza, con cuatro bolsas pequeñas de cacahuates para ti y tus acompañantes, debías pagar 500 pesos, o 550 si elegías el paquete sin alcohol con cuatro refrescos, el mismo número de botellas de agua y botanas, y un par de bebidas energizantes.

Ya con las respectivas provisiones, el concierto empezó casi puntual, poco después de las 20:00 horas. Y aunque el ambiente se dejó sentir desde un principio, el frío y la lluvia incesante que no perdonó en toda la noche obligó a algunos a permanecer encerrados en sus vehículos.

Aunque por supuesto hubo a quienes no les importó acabar empapados coreando y bailando la música de este grupo de música tejana-norteña de Zapata, Texas, o que llegaron preparados con chamarras, impermeables y paraguas para protegerse de las inclemencias del clima.

Lo cierto es que los cláxones, que en este tipo de conciertos sustituyen a los aplausos, no se dejaron de escuchar durante las poco más de dos horas que duró su presentación, donde a pesar de las condiciones lograron conectarse con el público.

Si bien la experiencia no es igual de cómoda que en un recinto tradicional -abierto o cerrado- para conciertos, creo que sin duda es lo más parecido que tendremos a ello, al menos por ahora.

Aunque si prefieres seguir resguardado en casa, para reducir todo riesgo de contagio, podrás optar por ver algún concierto por televisión desde la comodidad de tu hogar. Las nuevas alternativas de entretenimiento están al alcance y hay para todos los gustos.


ARTÍCULOS RELACIONADOS






Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.