REGRESAR

AMLO

Auditoría confirma #DesfalcoProfundo con gasoductos en CFE

Por: GuillermoCruz
Feb. 25

Compartir:


La Auditoría Superior de la Federación (ASF) confirmó el #DesfalcoProfundo en la red de gasoductos ideada en la CFE por la administración de Enrique Peña Nieto tras la aprobación de la reforma energética.

Así lo establece en su revisión de la Cuenta Pública 2018 en el apartado de “Servicio de Transporte de Gas Natural”, relacionada con los gasoductos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La ASF aclara que auditó “la gestión financiera de los recursos pagados por concepto del Servicio de Transporte de Gas Natural, para verificar que correspondan a servicios efectivamente recibidos y en beneficio de la operación de las centrales eléctricas, el abastecimiento de gas a los puntos de entrega en las cantidades y términos contratados, y que en su registro contable y presupuestal se observaron las disposiciones normativas”, establece.

Quinto Poder publicó el 14 de marzo de 2019 que el gobierno de Enrique Peña Nieto utilizó a la CFE para crear una red de gasoductos privados que fueron construidos a paso de tortuga, estaban parados o permanecen subutilizados, y que según un reporte interno de propia Comisión, le costarán a los mexicanos unos 846 mil millones de pesos que terminarán de pagarse en 2043.

Eso derivó en una renegociación del gobierno de López Obrador con las empresas involucradas, misma que ocasionó reducciones en las tarifas y ahorros superiores a los 5 mil millones de dólares para el erario.

En la investigación, Quinto Poder exhibió que hoy pagamos una red de gasoductos en la que pasa de todo, menos gas.

La Auditoría Superior de la Federación lo confirmó.

“De 24 gasoductos revisados (12 de 2017 y 12 de 2018), que generaron pagos en 2018 por 16 mil 524 millones de pesos, 3 de estos con pagos por 2 mil 263 millones de pesos, están terminados con suministro de gas; y de 21 con pagos por 14 mil 260 millones de pesos, la CFE no ha recibido beneficio por su construcción”, dice la ASF. 

Pero las conclusiones son más graves.

“De los pagos por 14 mil 260 millones de pesos antes mencionados, 5 mil 518 millones, de 6 gasoductos, corresponden a centrales eléctricas que no se han licitado, y que representan erogaciones que se realizarán durante los próximos 25 años, por montos similares. Por lo que respecta a los 8 mil 741 millones de pesos, de los 15 gasoductos restantes, corresponden a puntos de entrega que se encuentran terminados sin operar o en mantenimiento, en proceso de construcción o pruebas de gas y gasoductos de interconexión en caso fortuito, que se pondrán en operación en un futuro próximo”.

La Auditoría también confirmó que las cuentas no cuadran en lo correspondiente a la figura de los Casos Fortuitos y Fuerza Mayor.

“Del análisis de las Razones Técnicas Fundadas y Explícitas que Justifican reconocer el evento de Caso Fortuito, de las notas informativas, los convenios modificatorios y el soporte documental, proporcionados por la CFE y CFEEnergía, se observó que en 9 gasoductos en caso fortuito (ocho terminaron a finales de 2018 en caso fortuito y uno estuvo en caso fortuito parcialmente durante el año), por retraso de autorizaciones por  parte de Autoridades Gubernamentales, conflictos sociales, bloqueos de grupos partidistas y de ejidatarios y de incendios en los terrenos donde se tenía planeado construir el ducto, presentaron 19 eventos, los cuales generaron pagos por CFE por 4 mil 342 millones de pesos”. 

De lo más vergonzoso observado por la ASF, se documentó lo ocurrido en el Gasoducto Morelos:

“Se observó que el Gasoducto Morelos está terminado sin que suministre gas al punto de entrega (C.C.C. Centro) toda vez que no ha entrado en operación debido a que no se permite su conexión al canal de aguas residuales por parte de los ejidatarios de la región, sin que genere valor a la CFE. Es conveniente mencionar que el costo de construcción de la central fue por 11 mil 723 millones de pesos, y generó gastos de operación, por 140 mil 494.8 pesos durante 2018.”

Sobre el gasoducto marino, Sur de Texas-Tuxpan, la ASF también estableció su conclusión, y señala que sigue “sin contar con la autorización de CFEnergía, como lo marca la norma”, para su operación.

Quinto Poder señaló en su investigación #DesfalcoProfundo, que el gasoducto el marino Texas-Tuxpan, tendría un costo financiero de 192 mil millones de pesos, según las proyecciones de pago de la Comisión.

A eso habría que agregar que para su funcionamiento requiere también de la operación del gasoducto Nueces-Brownsville, en Estados Unidos, contratado a través de CFE International, y que terminará costando otros 42 mil millones de pesos, según las mismas proyecciones de pago.

Serían en total 234 mil millones de pesos por las dos obras.

Ninguno de los dos está en operaciones.

¿Hasta dónde llegará el Desfalco?


ARTÍCULOS RELACIONADOS






Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.