REGRESAR

Las historias más insólitas y conmovedoras tras el brote de coronavirus

Por: QuintoPoder
Feb. 07

Compartir:


El brote de coronavirus parece imparable. Hasta este viernes, China reportó 717 muertos por causa de este nuevo virus y cerca de 28 mil contagios. 

Extendiéndose por todos los continentes, esta nueva epidemia ha dejado verdades al descubierto, motivado medidas inusuales, e historias conmovedoras y complicadas, estas son algunas de ellas. 

Usuario deTwitter: @RcjsunJesus

El 31 de diciembre del 2019, China reportó los primeros 27 casos de este novedoso virus a la Organización Mundial de la Salud (OMS ). Un aspecto en común en todos estos casos  fue que muchos habían asistido al mercado de mariscos y animales exóticos de Wuhan, China, donde se sospecha que ahí se inició el brote.

 

La (OMS) sostuvo que el virus provenía de animales como los felinos o el murciélago. Por eso se hizo popular la hipótesis que de que todo inició con la famosa sopa de murciélago que se acostumbra en China, Filipinas, Camboya y Tailandia.

A raíz del aumento de casos en la ciudad de Wuhan, China, las medidas para contener la epidemia se intensificaron. La metrópoli quedó  incomunicada, pues cerraron el aeropuerto y las estaciones de trenes. Nadie podía salir o entrar de la ciudad. La gente puso muros y cerrando caminos por miedo a ser contagiada. 

Las calles de Wuhan, que antes permanecían abarrotadas, ahora están desiertas. Solo un miembro de la familia sano puede salir de casa para buscar víveres y tiene que hacerlo bien cubierto.  Los supermercados y tiendas de conveniencia están desabastecidos. 

Estadios y centros de exhibición fueron adaptados como hospitales temporales y se construyó un par de centro de salud en cuestión de 10 días. 

En medio de este drama oriental, hay un buque atrapado en las afueras de Tokio con tres mil 711 personas a bordo. En el crucero World Dream para vacacionar permanecen las personas encerradas en sus camarotes, pues se confirmó el contagio de 8 personas y hay 33 casos sospechosos. 

Pulso online

Los tripulantes y pasajeros padecen la falta de provisiones, alimentos  y medicinas. “No será un crucero de lujo, será una cárcel flotante”, escribió en redes David Abel, un usuario que permanece encerrado en su camarote.  El vacacionista británico contó, entre otras cosas, que pasan muchas horas sin comer. 

No han faltado las medidas estrictas por el miedo a que el virus se propague en sus países. Australia aisló al equipo de futbol femenil chino en un hotel de Brisbane, las jugadoras llegaron ahí de Wuhan luego de llegar al partido preolímpico. Ninguna de ellas presentó síntomas en ningún momento. 

No fue la única medida del gobierno de Australia que causó indignación. Las autoridades tenían planeado repatriar a sus ciudadanos que se lo solicitaron. Sin embargo, pensaba ponerlos en cuarentena a Navidad,  a una isla lejana y desierta. En la isla solo hay un centro de detención de migrantes prácticamente vacío. 

Frente a la peligro sanitario, la tecnología es una aliada.  En China un dron  con cámaras térmicas sobrevuela una ciudad en riesgo para medir la temperatura de los ciudadanos. 

A mediados de febrero, EUA reportó el primer caso de infección. Fue internado en el Centro Médico Regional de Everett en Washington.  Los médicos se han comunicado a través de un robot llamado Vici, que tiene pantalla, micrófono y altavoces. Una de sus gracias es que permite medir la temperatura. 

No solo tienen funciones médicas. En un hotel de Hangzhou, un pequeño robot llamado Peanut se encarga de llevar la comida a los 200 huéspedes que se encuentran en cuarentena por dos semanas.

Los doctores y enfermeras que atienden los casos de contagio del virus 2019 n-Cov, prácticamente no pueden salir de los hospitales. Duermen en sillas o en el piso pocas horas a la espera de su siguiente turno. 

Es el caso de Liu Hayan, una enfermera de la ciudad Henen, cuando su hija la visitó en el hospital después de no verla por semanas. Liu le extiende los brazos como señal de abrazo pero no puede acercarse. Esta es la situación de cientos de profesionales que se encuentran en cuarentena en los hospitales. 

No faltan las historias conmovedoras. A una pareja de enfermeros chinos parecía posponérseles sus planes de boda, pues ambos se encuentra en cuarentena en distintos hospitales. No importó, los novios se casaron por una videollamada. 

De México fueron repatriados 52 jóvenes guanajuatenses que vivían en diferentes ciudades de China. Una de ellas, Marisol Chávez contó que a raíz del brote, comenzó el desabasto y sobreprecio de alimentos.

La silla rota Guanajuato.

La noticia que llegó a todas las esquinas del planeta fue la muerte de Li Wenliang,  la cual causó indignación y enojo en China. El oftalmólogo de 34 años fue el primero en avisar a sus colegas de un nuevo tipo de coronavirus. Horas más tarde fue reprendido por la policía. En el hospital se contagió y finalmente murió este viernes 7 de febrero. 

Por su muerte se hizo famoso el hashtag ¿puedes hacer esto, lo entiendes? en la red social china Weibo. Una frase de la carta que el médico se vio obligado a firmar. Ahora se ha vuelto un símbolo de libertad de expresión, que también ha sido censurado. 

El gobierno chino intenta controlar la información sobre la epidemia que azota el gigante asiático, reportó el New York Times. Al parecer, las autoridades dieron instrucción a los medios de enfocarse en historias positivas.

Usuario de Twitter: @CaterinaValentino.


ARTÍCULOS RELACIONADOS






Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.