Por Verónica Ayala

En México, la violencia contra las mujeres no para.

En los primeros cinco meses del año, y en plena etapa de confinamiento por la pandemia del Covid-19, los feminicidios se han disparado en 17 estados del País, en comparación con la incidencia registrada en el mismo periodo del 2019.

Aunque a nivel nacional, este delito se redujo un 5 por ciento en comparación con el periodo de enero a mayo del año pasado -al pasar de 407 a 385 casos en 2020-, en más de la mitad de las entidades el número de víctimas se incrementó hasta en un 700 por ciento.

Este es el caso de Colima, que registra el mayor aumento al pasar de un solo caso en 2019 a 8 contabilizados al cierre de mayo.

Esta entidad, gobernada por el priista José Ignacio Peralta, tiene además la tasa más alta de feminicidios en todo el País, de 1.52 casos por cada 100 mil mujeres.

Mientras que en Baja California Sur, cuyo gobierno encabeza el panista Carlos Mendoza Davis, los casos crecieron de 0 a 2, en el mismo periodo aumentaron por encima del 60 por ciento en Michoacán, gobernado por el perredista Silvano Aureoles, donde crecieron en más del doble, así como en Campeche, Durango y Nayarit.

Entre las entidades que registran mayor incremento en este delito destaca también la capital del País.

En la Ciudad de México, cuyo gobierno encabeza la morenista Claudia Sheinbaum, y donde desde noviembre pasado se emitió una declaratoria de alerta por violencia de género, los feminicidios prácticamente se han duplicado, al pasar de 16 en los primeros cinco meses del 2019 a 30 en el mismo periodo de 2020.

feminicidio EdoMex

También con 30 feminicidios se ubica Nuevo León, entidad gobernada por el independiente Jaime Rodríguez “El Bronco”, donde el número de víctimas se incrementó un 36 por ciento respecto al 2019, y que comparte con CDMX el tercer lugar en mayor número de casos y tiene además la tercera tasa más alta en este delito.

TE PUEDE INTERESAR: Abril: un mes letal para las mujeres (en sus propios hogares) en México

Guanajuato, Baja California, Chiapas, Guerrero, Chiapas, San Luis Potosí y Tamaulipas se encuentran entre las entidades donde los feminicidios también crecieron respecto al 2019, aunque en menor medida, al igual que en el Estado de México, Puebla y Morelos, estados que se ubican en los primeros lugares con mayor número de víctimas en este delito y con las tasas más altas, como la entidad morelense.

Mientras que en Aguascalientes, Hidalgo, Oaxaca y Yucatán la incidencia de feminicidios en los primeros cinco meses del año se ha mantenido igual al 2019, en Coahuila, Chihuahua, Jalisco, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, registran menos víctimas que el año pasado.

Sin embargo, algunos de ellos se ubican entre los estados del País con mayor número de víctimas de este delito, como Veracruz y Jalisco, que con 36 y 23 casos, respectivamente, se ubican en los primeros cinco lugares.

Además de las 385 víctimas de feminicidio registradas de enero a mayo del presente año, el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública arroja que hubo mil 233 mujeres víctimas de homicidio doloso.

Esto significa que en estos primeros cinco meses del 2020 fueron asesinadas un total de mil 618 mujeres, un 5 por ciento más que en el mismo periodo del 2019.