Por Verónica Ayala

Ni en medio de la pandemia, que ha cobrado la vida de más de 133 mil de sus ciudadanos, Estados Unidos frenó los procesos de repatriación de mexicanos detenidos por autoridades migratorias.

Aunque las cifras registran una disminución en abril y mayo, y pese a medidas extraordinarias implementadas por el Covid-19 -como el cierre de sus fronteras a viajes no esenciales y la suspensión de vuelos-, la Administración del Presidente estadounidense Donald Trump no ha dejado de expulsar migrantes procedentes de México.

De acuerdo con información de la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas (UPMRIP), de la Secretaría de Gobernación (Segob), de enero a mayo se registraron un total de 76 mil 240 eventos de repatriación de mexicanos desde Estados Unidos.

Cabe señalar que se les denomina eventos ya que una misma persona pudo haber sido devuelta en más de una ocasión por encontrarse de forma ilegal en el país vecino.

TE PUEDE INTERESAR: El complejo momento de la visita de AMLO a Trump

Aún y cuando desde enero se registraron los primeros casos de coronavirus en Estados Unidos y a principios de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo declaró pandemia, en el primer trimestre del año se dio incluso un incremento del 16 por ciento en el número de repatriaciones, al pasar de 49 mil 490 en el periodo de enero a marzo del 2019 a 57 mil 474 en el mismo periodo del 2020.

Y fue hasta abril y mayo cuando los eventos de repatriación cayeron a la mitad de lo registrado durante los mismos meses del año anterior.

Esto coincide con el hecho de que en abril se suspendieron los vuelos para las repatriaciones vía aérea, como parte del Procedimiento de Repatriación al Interior de México (PRIM), precisamente por la contingencia sanitaria, según se detalla en el informe. Mientras que en mayo sólo se operó en el Aeropuerto de la Ciudad de México y no en el Guadalajara, como había ocurrido durante el primer trimestre.

En cuanto al lugar de origen de los mexicanos repatriados en lo que va del año, la mayor parte son de Guerrero, Guanajuato, Michoacán, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Puebla y Estado de México, entidades que concentran el 58 por ciento.

Mientras que por entidades de retorno, la mayor proporción -el 37 por ciento- corresponden a Tamaulipas, seguido con Baja California con el 23 por ciento, Sonora con el 16 por ciento y Chihuahua con el 11 por ciento, y en menor proporción Coahuila, Jalisco y Ciudad de México.

El reporte de la UPMRIP, con base a información registrada en los puntos oficiales de repatriación del Instituto Nacional de Migración, arroja que la mayoría de las repatriaciones corresponden a mexicanos mayores de edad y en 6.7 por ciento, es decir, en 5 mil 11 eventos fueron niños, niñas y adolescentes.

De ellos, casi el 78 por ciento fueron menores de 12 a 17 años, y en mil 128 casos se trató de niños de 0 a 11 años, de los que 60 no se encontraban acompañados.

El gobierno de Trump no frena repatriaciones ni en medio de la pandemia

En total, en lo que va de la Administración de Trump, desde enero del 2017 hasta lo reportado en mayo pasado, se han registrado 658 mil 231 repatriaciones de migrantes mexicanos, principalmente hombres.