Por Verónica Ayala

Tras la llegada de Rosario Piedra Ibarra como su titular, las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por violaciones de derechos humanos en México se han desplomado este año en un 50 por ciento.

De acuerdo con información de su propio registro oficial,publicado en la página de internet del organismo, en lo que va del 2020 se han emitido solamente 29 recomendaciones particulares a autoridades responsables.

TE PUEDE INTERESAR: Aumentan en México asesinatos de mujeres

En contraste, entre enero y agosto del 2019, durante el periodo de su antecesor Luis Raúl González Pérez, la CNDH emitió 58 recomendaciones particulares, el doble.

Caen 50% con Rosario Piedra recomendaciones de CNDH

En cuanto a recomendaciones por violaciones graves, se emitieron cinco, el mismo número en los primeros ocho meses de ambos años.

Mientras que las recomendaciones generales también han caído, al pasar de tres entre enero y agosto de 2019, a solamente una este año.

Estas recomendaciones por violaciones a los derechos humanos, que representan una de las principales atribuciones de la CNDH para la protección y defensa de los mismos, van dirigidas a autoridades de los distintos niveles de gobierno.

Según el Informe de Actividades del 2019 de la CNDH, en base a 167 expedientes de queja e inconformidad resueltos, el año pasado se emitieron 99 recomendaciones particulares y 15 por violaciones graves, además de 7 recomendaciones generales, para un total de 121 instrumentos recomendatorios.

Sin embargo, todas éstas fueron emitidas previo a la llegada de Piedra Ibarra, quien asumió en el cargo el 16 de noviembre de 2019, tras un polémico proceso de designación por parte del Senado, con cuestionamientos sobre su elegibilidad.

En los 46 días del 2019 que le correspondieron al frente de la CNDH a la activista, hija de Rosario Ibarra de Piedra, ya no se emitió ninguna recomendación más el año pasado.

De las 29 recomendaciones particulares a autoridades que la CNDH ha emitido bajo su mandato, nueve están relacionadas con atención médica, seis con incumplimiento de recomendaciones y recursos de impugnación, cinco con deficiencias y malas condiciones en penales, tres con abusos y tortura policial, y dos con muerte y maltrato a migrantes.

Además hay una relacionada con la instalación de la planta de Constellation Brands en Mexicali, Baja California, y otras por casos de violencia de género, contaminación de ríos y cableado de CFE.

Once de ellas van dirigidas a autoridades y organismos locales -Fiscalías, Estados, comisiones estatales y ayuntamientos-, tres a dependencias federales y gobiernos locales, seis al ISSSTE, dos al IMSS, tres a dependencias federales, una a Sedena, otra a una universidad, y dos donde señalan tanto a la Secretaría de Seguridad Ciudadana como a la Fiscalía General de la República.

TE PUEDE INTERESAR: La interminable batalla de los médicos contra el Covid-19

Mientras que las cinco recomendaciones por violaciones graves son por detenciones y ejecuciones arbitrarias, desaparición forzada y uso excesivo de la fuerza, y abusos en casas hogar, a la Marina y autoridades federales y estatales, la única recomendación general es sobre los derechos humanos de personas con VIH y señala a una larga lista de autoridades de los distintos niveles y poderes.

Actualmente, las instalaciones de la CNDH, ubicadas en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se encuentran desde el fin de semana pasado tomadas por colectivos de activistas feministas, familiares víctimas de feminicidio y personas desaparecidas, y mujeres violentadas.

Ayer, el grupo de mujeres exigió la renuncia de su titular, ante la falta de respuesta a las demandas de las familias víctimas de violencia, y amagaron con tomar más instalaciones del organismo en los estados.

Mientras que la CNDH les pidió en un comunicado que se les permita regresar a trabajar a la sede, Senadores de Oposición demandaron también la salida de su titular y plantearon que acuda a comparecer ante el Senado ante la crisis que enfrenta el organismo.