REGRESAR

Urzúa defiende gasoductos que AMLO considera ‘leoninos’

Por: QuintoPoder
Jul. 14

Compartir:

A menos de una semana de haber dejado su puesto como secretario de Hacienda, Carlos Urzúa concedió una entrevista a la revista Proceso en la que salió a defender los gasoductos que el presidente Andrés Manuel López Obrador considera ‘leoninos’.

Carlos Urzúa señaló que AMLO y el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, no deben renegociar los contratos con las empresas y aceptarlos como están, pues si lo hacen, podrían perder el juicio y los mexicanos serían los afectados.

“Uno de los gasoductos paradigmáticos es el que va de Texas a Tuxpan, Veracruz, el cual se firmó hace cinco años y ya se terminó de construir. Ese gasoducto, que provee más de un tercio de toda la demanda de gas en México, fue construido por Transcanada, una paraestatal canadiense, junto con IEnova, una empresa mexicana, subsidiaria a su vez de una estadounidense llamada Sempra. Puede ser que el gasoducto haya salido caro, como afirma Bartlett, pero lo cierto es que nosotros firmamos un contrato y debemos cumplirlo”, dijo Urzúa.

Ese gasoducto, tal como reveló Quinto Poder en la investigación #DesfalcoProfundo, le costará a los mexicanos unos 192 mil millones de pesos, según las proyecciones de pago de la CFE, monto a pagar hasta el 2043, lo que tiene prácticamente hipotecada a la Comisión. El gasoducto debió terminar de construirse en octubre del 2018, pero tras una serie de retrasos, apenas finalizó su construcción.

TE PUEDE INTERESAR: #DesfalcoProfundo: El gran robo de la Reforma Energética de Peña Nieto

“Bartlett no quiere entregar ese gasoducto y pretende renegociar el contrato (…) Alguien así no puede dirigir una empresa de electricidad. El problema es que si no se respeta el contrato, Transcanada demandará a la CFE, porque el gasoducto ya se terminó de construir”, continuó Carlos Urzúa.

Pese a que el gasoducto no se terminó de construir a tiempo y no ha entrado en operaciones, la CFE debe pagar a la empresas por las cláusulas que están en los contratos que firmaron, denominadas “Caso Fortuito o Fuerza Mayor”. Tan sólo por el gasoducto al que hace referencia Urzúa, la CFE ya tuvo que pagar 88.3 millones de dólares.

TE PUEDE INTERESAR: #DesfalcoProfundo: Los contratos que tienen hipotecada a la CFE hasta 2043

“Mientras ese pleito dura, el gasoducto no se podrá utilizar, lo que nos dejaría imposibilitados de satisfacer un tercio de la demanda de gas. El pleito va a durar años y es muy probable que México lo pierda, además que no podremos usar ese gasoducto por un buen rato. Eso es jugar literalmente con fuego y con el bienestar de millones de mexicanos”, aseguró Urzúa.

Es importante señalar que aunque el gasoducto ya está terminado, desemboca en termoeléctrica de Tuxpan, la cual está imposibilitada para generar electricidad a base de gas, porque no ha sido convertida para ello.

Ahí, se genera electricidad a base de la quema de combustóleo y aunque desde el año pasado se habla de un proyecto para convertirla en una central de ciclo combinado, hasta el momento no hay nada.

Urzúa aseguró que cuando le comentó su punto de vista a AMLO, éste no lo aceptó y le dijo neoliberal.

“Me dijo que yo era un neoliberal, Para López Obrador cualquiera que lo critique lo es. También me aseguró que Bartlett es un gran abogado y que cómo me atrevía a cuestionarlo”, sentenció.

Los contratos ‘leoninos’ tienen hipotecada a la CFE hasta el 2043 y le costarán a los mexicanos unos 846 mil millones de pesos. Cabe recordar que las empresas involucradas han aceptado renegociar esos contratos con el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué opinas de las declaraciones de Carlos Urzúa?

POR SI NO LO VISTE:

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.