REGRESAR

Las agresiones que han enfrentado fuerzas armadas en el gobierno de AMLO

Por: GuillermoCruz
Dic. 09

Compartir:


Pobladores los han atacado hasta con palos y escobas…

La más reciente agresión a los cuerpos de seguridad del gobierno federal se registró la semana pasada con la retención de 16 elementos de la Guardia Nacional por pobladores en el municipio de Tecoanapa, Guerrero, en exigencia de que el gobierno de estado liberara a 10 guardias comunitarios pertenecientes a la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado (UPOEG) que  fueron detenidos en noviembre pasado por portar armamento exclusivo del Ejército.

A través de Twitter, la Guardia Nacional confirmó la retención y dos días después, el gobernador Héctor Astudillo informó que fueron liberados.

Durante el primer año de gobierno del presidente López Obrador, los diferentes cuerpos de seguridad del Estado han sido agredidos, retenidos y hasta desarmados por grupos de pobladores; desde policías estatales hasta militares y marinos.

Los elementos de la recién creada Guardia Nacional, también han sido agredidos y hasta han protagonizado escándalos, desde el 30 de junio que el presidente López Obrador ordenó su despliegue en todo el territorio nacional.

La primera agresión contra esta nueva corporación fue a Patricia Rosalinda Trujillo, coordinadora operativa de la Guardia Nacional, por elementos de la Policía Federal en el Centro de Mando en Iztapalapa, que se oponen a integrarse a este cuerpo de seguridad.

En junio, hombres armados con piedras y palos, agredieron a militares durante un operativo a bodegas y depósitos ilegales de gas LP en San Martín Texmelucan, Puebla. 

En julio, elementos de la GN fueron atacados por supuestos huachicoleros en el poblado de San José Carpinteros, municipio de Tepeaca, en Puebla, cuando custodiaban a trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) que reparaban ductos perforados.

Un mes después, fueron emboscados por un grupo armado dedicado al robo de trenes en Ixtenco, Tlaxcala, donde los atacantes les dispararon con sus propias armas, después de quitarlas.

A finales de agosto, pobladores de Los Reyes Michoacán agredieron con palas y escobas a militares tras la supuesta detención de un “halcón” que después fue liberado. Las imágenes circularon en redes sociales.

La agresión que causó mayor indignación nacional fue en mayo, cuando habitantes de la comunidad Pueblo Viejo, en La Huacana, Michoacán, retuvieron a un grupo de militares y los despojaron de sus armas para exigir que se les devolviera armamento de grueso calibre que minutos antes, habían sido decomisado en un operativo.

En ese mismo mes, pobladores de Tetepango, Hidalgo, impidieron a militares el decomiso de dos camionetas cargadas con combustible robado.

Y en ese municipio, pero en el mes de marzo, elementos del Ejército fueron retenidos por pobladores tras una balacera con presuntos huachicoleros y el deceso de un civil.

Tras estas agresiones, el presidente López Obrador, fue criticado al calificar de “responsable, digna y valiente”, la actitud de los soldados, quienes no repelieron los ataques de civiles.

“Porque lo que es una cobardía es abusar de nuestros semejantes; esa es una cobardía. Los marinos y los soldados son pueblo uniformado”, señaló. 

Al cierre del año, en septiembre, hubo tres agresiones. La primera en la Ciudad de México, donde tres policías militares resultaron heridos tras recibir “palazos” de manifestantes del Frente Nacional de Liberación Nacional afuera de Palacio Nacional. 

La segunda fue en Querétaro, donde elementos de la Sedena fueron agredidos con palos, piedras y botellas de vidrio por pobladores de San Juan del Río que saqueaba un tren.

Una semana después, un grupo de pobladores enfrentó a militares durante el cateo en la localidad de Apango, en el municipio de Acajete, Puebla, para intentar recuperar una bodega en donde había autos y mercancía robada.

Tras los hechos registrados en Acajete, Puebla, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) advirtió que no permitiria más agresiones a militares y elementos de la Guardia Nacional.

Tras rehusare por varios meses, finalmente llegó el permiso del presidente. AMLO autorizó que militares, marinos y elementos de la Guardia Nacional hagan uso de la fuerza en legítima defensa ante agresiones de civiles, pero sin abusar de su autoridad y con respeto a los derechos humanos.

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS






Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.