REGRESAR

En la impunidad, el caso de la joven bañada con ácido hace tres meses en Oaxaca

Por: LucillyZavala Luna
Dic. 11

Compartir:


El presunto responsable es un político…

Tres meses han pasado desde que la saxofonista María Elena Ríos Ortiz de 26 años fue atacada con ácido en la cara y en gran parte de su cuerpo cuando se encontraba en su casa en la ciudad de Huajuapan de León, Oaxaca. Desde aquel de 11 de septiembre, nadie ha sido detenido a pesar de que se tiene plena identificación del agresor.

La familia de la joven señala a un poderoso empresario gasolinero y exdiputado local como autor intelectual y responsable del ataque, que desde aquel entonces, mantiene a María Elena internada en el Hospital civil Aurelio Valdivieso, en la capital del estado, donde además de no lograr reponerse ante la gravedad de sus heridas, ha recibido amenazas de muerte del presunto agresor a través de mensajes de texto, los cuales ya están en poder de la Fiscalía general del estado, sin embargo, él sigue libre.

Versiones de medios locales apuntan al exdiputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Vera Carrizal, como el presunto responsable de la agresión contra María Elena, quien lo habría rechazado en su pretensión de establecer una relación de pareja.

La joven saxofonista ha dedicado su vida a la música. Es egresada del Conservatorio de Puebla y antes del ataque, participó en el Primer Encuentro de Directores de Bandas de Oaxaca 2019.

 

Según familiares de María Elena, se encuentran frente a una cadena de impunidad que ha sido cobijada por el influyentismo que aseguran tiene el exdiputado en el estado, ya que desde el día del ataque no han recibido ayuda legal ni médica apropiada a pesar de tener contacto directo tanto con el fiscal del estado Rubén Vasconcelos y con el propio secretario de salud estatal, Donato Casas, quienes les han dado apoyo a cuenta gotas.

Relatan que María Elena tardó en recibir atención médica cuando fue rociada con ácido e incluso iba a ser trasladada al estado de Puebla porque el hospital civil de Oaxaca se negaba a recibirla.

Luego de ser internada y tras haber recibido varias intervenciones quirúrgicas, las autoridades de salud no le han proporcionado la atención especializada que requiere para atenuar las heridas que el ácido dejó en gran parte de su cuerpo.

“Hemos estado buscando ayuda en el caso, pero debido al poder que ejerce el empresario, nadie ha querido ayudarnos. A pesar de que hay pruebas suficientes en poder de las autoridades que vinculan al autor intelectual con la persona que cometió la agresión”, denunciaron familiares en entrevista para el periódico El Universal. 

Tampoco el caso ha sido atraído por la Secretaría de la Mujer en el estado a pesar de que se trata del primer ataque de este tipo documentado en Oaxaca y el cuarto a nivel nacional en lo que va del año, por lo que exigen que sea turnado a instancias federales para que se atienda con perspectiva de género.  

Sin embargo, temen que el “influyentismo y poderío” del atacante llegue a la esfera federal ya que durante una gira del presidente Andrés Manuel López Obrador en el estado, los familiares de María Elena lo interceptaron para pedirle ayuda. El mandatario los escuchó y turnó el caso a una funcionaria de su gobierno en la entidad, quien hasta ahora no ha atendido la instrucción presidencial, e incluso, los bloqueó de su teléfono celular.


ARTÍCULOS RELACIONADOS




Encuestas

¿Estás a favor de la construcción del aeropuerto en Santa Lucía?

  • (66%)

  • No (31%)

  • Me da lo mismo (3%)

Loading ... Loading ...

Suscríbete a nuestro Newsletter

Por el momento estamos en construcción pero déjanos tus datos y muy pronto empezarás a recibir información de nosotros.