¿Quién es el exgobernador Guillermo Padrés y por qué podría salir de prisión?


En los últimos años los exgobernadores de varias entidades han terminado perseguidos por las autoridades por delitos como el desvío de recursos y lavado de dinero.

Uno de ellos es Guillermo Padrés, el exgobernador de Sonora preso desde 2016 y cuyo caso ha cobrado relevancia en los últimos días debido a la posibilidad de que enfrente su proceso en libertad.

Pero, ¿qué lo llevó a prisión y cómo ha enfrentado las acusaciones en su contra? Esto es lo que debes saber sobre su caso:

Guillermo Padrés inició su carrera en la política en 1997 a los 28 años, aunque no era ajeno al mundo de la política, pues es descendiente del fundador del PRI, Plutarco Elías Calles.

Como militante del PAN se convirtió en diputado local, después federal y en senador, hasta que en 2008 decidió buscar la gubernatura.

En 2009 triunfó en las urnas convirtiéndose en el primer panista en gobernar la entidad tras derrotar a su contrincante priista (y primo) Alfonso Elías Serrano.

Al inicio de su administración contaba con una aprobación superior al 50%, que poco a poco fue perdiendo por sus acciones.

Uno de los asuntos más polémicos de su gestión ocurrió en 2014, con el derrame de químicos de la mina Cananea que llevó a un debate sobre las consecuencias de la actividad minera y el problema de la falta del agua.

En medio de esta discusión se descubrió la presa privada que se había construido de forma ilegal para los ranchos del exgobernador.

El descubrimiento provocó el inicio de una investigación en su contra, pero la presa fue dinamitada y ‘desapareció’ poco antes de que venciera el plazo para presentar los documentos que avalaran su construcción.

En septiembre de 2016 se ordenó la aprehensión del funcionario por los delitos de defraudación fiscal equiparada y lavado de dinero.

Un mes después, la Interpol emitió una ficha roja internacional con fines de búsqueda, localización y extradición del mandatario.

La PGR detectó que tenía más de ocho millones de dólares en cuentas en extranjero y que trató de regresar a México ocultando los recursos mediante operaciones simuladas a empresas controladas por familiares.

También se detectó que había desviado 178 millones de pesos mediante licitaciones a modo y que el dinero había terminado en cuentas de familiares.

Tras pasar 48 días prófugo de la justicia, Padrés reapareció el 10 de noviembre de 2016 en una entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva en la que anunció que se entregaría a las autoridades.

Desde ese mes ingresó al Reclusorio Oriente de la Ciudad de México en prisión preventiva para enfrentar los procesos en su contra.

El pasado agosto un juez federal de la Ciudad de México le otorgó libertad en el delito de defraudación fiscal, pero no salió de la cárcel porque aún tenía pendiente el proceso por lavado de dinero.

A Padrés le fijaron una fianza de 100 millones de pesos para poder enfrentar su proceso en libertad y el político Diego Fernández de Cevallos ofreció la hipoteca de un predio como garantía.

Pero el juez rechazó admitirla porque la propiedad no contaba con el avalúo fiscal requerido para determinar si el inmueble cubría la garantía señalada.

En un audio enviado a Ciro Gómez Leyva el pasado 22 de diciembre, el exgobernador sostuvo que se le acusa de delitos que no cometió, se le negó su derecho a un debido proceso e incluso pidió la ayuda de López Obrador para obtener su libertad.

De acuerdo con el diario Reforma, el 28 de diciembre un tribunal federal determinó que la fianza de 100 millones de pesos es ilegal y que debe que ser rebajada a una cantidad que no supere los 30 millones de pesos, lo que abre una ventana para que deje la cárcel.

Te podría interesar:

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.