#GrillosYTíteres: Juana y Vanessa, las mujeres que conectan a Meade


Juana Cuevas y Vanessa Rubio son las únicas mujeres que parecen incidir con fuerza en el proceso electoral y ambas pertenecen a la campaña de José Antonio Meade.

Cuevas es la esposa del candidato de la alianza Todos Por México, y Rubio es la asesora principal del exfuncionario federal.

Ni AMLO ni Ricardo Anaya han dado peso hasta el momento a ninguna mujer en la operación diaria de sus campañas.

Si bien López Obrador nombró a Tatiana Clouthier como su coordinadora de campaña, es conocido que lo hizo en un intento por acercarse a un sector de panistas inconformes con Ricardo Anaya, más que por una convicción de involucrarla con decisiones clave.

Ricardo Anaya está en las manos de Santiago Creel y Dante Delgado, quien incluso llegó a callarlo en público.

Mientras, José Antonio Meade intenta impulsar un discurso de empoderamiento y acercamiento a las mujeres a través de dos personajes clave: su esposa, Juana Cuevas, quien durante años se ha dado tiempo para participar en acciones de filantropía y desahogar su gusto por el arte indígena mexicano.

Apenas este lunes, Cuevas fue cobijada por artesanas de Guerrero, en un evento en el que el actor principal era su esposo.

El papel de la esposa de Meade ha sido cuestionado, pero justo después de que ella empezó a aparecer junto al extitular de Hacienda, la esposa de AMLO y la de Anaya, coincidentemente, irrumpieron también en eventos o contenidos divulgados por los aspirantes.

¿La critican pero lo imitan?

Ese fue apenas el inicio.

El reforzamiento de la campaña de Meade en el sentido de apuntalar el mensaje hacia las mujeres, prácticamente olvidado por Anaya y López Obrador, recae en Vanessa Rubio, exsubsecretaria de Hacienda en la gestión de Meade.

Rubio es el ejemplo claro del mensaje que empezará a permear al interior de la campaña y enseguida en los mensajes que serán enviados hacia el electorado: cualquier mujer de este país puede y debe ser dueña de sus decisiones, terminar sus estudios y forjar una trayectoria profesional a partir de sus méritos.

Es una mujer aguerrida, cuyo nombre y acciones pesan, y que está en la búsqueda de hacer notar que Meade es un personaje que busca destacar las cualidades del candidato, sus resultados como funcionario, sin importar a quién se le tenga que poner en frente, sin importar que para ello tenga que pintar su raya con el mismísimo Aurelio Nuño -quien ojalá pueda ler esta columna-.

¿Qué señal envía Meade al posicionar a dos mujeres en roles clave dentro de su campaña?

Seguramente los rivales ya lo analizan…

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.