#Fichita: Calderón balconeó a un político que “consentía” a Los Zetas


A Felipe Calderón le ha dado por despotricar contra todo mundo con tal de sumarle votos a su partido…y entre tanta habladuría el expresidente ha soltado fuertes declaraciones.

El último en recibir los derechazos de Calderón fue el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, quien de por sí ya tiene bien ganado el título de fichita.

El expresidente estuvo el fin de semana en Coahuila, para la investidura del candidato panista, Guillermo Anaya Llamas; ni tardo ni perezoso, el panista aprovechó para sacarle varios trapitos al sol a  “El Profe” Moreira.

Lo primero fue desmentir que su administración hubiera perdonado la megadeuda de 36 mil millones de pesos que el priista dejó en la entidad y así lo dejó en claro:

“Ojalá esa deuda hubiera quedado perdonada, ojalá que esa deuda no la tuvieran que pagar, pero la vas a pagar tú y tus hijos y tus nietos.”

Ya encarrerado también dijo que durante el sexenio de Moreira, Coahuila se convirtió en un auténtico refugio de “Los Zetas”, donde este cártel hacía y deshacía a su antojo:

“Todos los cabecillas de Los Zetas como El Z-40, el Cos, El Z-42, todos vivían en Coahuila y vivían muy a gusto”.

Calderón reveló que “El Profe” hasta le hizo una llamada muy indignado para reclamarle cuando mandó a la Marina a la entidad con el objetivo de combatir a “Los Zetas” y le pidió que los retirara porque Coahuila ni siquiera tiene salida al mar.

Tanto Calderón, como el candidato blanquiazul a la gubernatura del estado, Guillermo Anaya, coincidieron que Moreira anda en busca de una diputación por el fuero, pero advirtieron que ni así podrá zafarse de ser juzgado por sus malas jugadas.

Al final, los que en verdad salen perdiendo son los habitantes de Coahuila que tendrán que cargar con la megadeuda adquirida por Moreira, además de que perdieron la tranquilidad por la violencia generada por el narcotráfico en la entidad.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.