#Exclusiva: ¿Medios tradicionales vs digitales? Jesús Ramírez adelanta cómo los evaluarían en el gobierno de AMLO


En entrevista con Quinto Poder, Jesús Ramírez, quien fungirá como Coordinador de Comunicación Social del nuevo gobierno, señala cómo verificarán la penetración de medios tradicionales y digitales.

Jesús Ramírez tendrá la encomienda de comunicar la llamada Cuarta Transformación “y las bases del cambio de régimen político”.

El designado Coordinador de Comunicación Social en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, señala que su tarea primordial será “profundizar con información, para que los ciudadanos puedan formarse una idea, sería fundamental”.

¿Existirá piso parejo de su parte para medios tradicionales y digitales?

Tiene que haberlo porque la obligación del gobierno es comunicar a la sociedad lo que hace, prevenirla de situaciones que tiene que tomar medidas o de anunciar campañas que son obligaciones de ley y la ley obliga que tiene que ver las mejores vías, entonces el piso parejo es ver cuál es la audiencia real y la situación real de los medios a través de los cuales se van a hacer llegar esos mensajes.

Señalas mucho el tema de los medios tradicionales versus medios digitales…

Eso no lo digo yo, lo dicen las principales empresas del mercado publicitario, ya tomaron en cuenta esto, cambió el patrón publicitario, un porcentaje de su publicidad se va a las redes, a los medios digitales, entonces eso también está afectando a los medios convencionales, y en el futuro gobierno eso va a afectar también la relación de los medios y el poder, porque se está anunciando la reducción del 50% de la publicidad gubernamental y ellos ya de suyo viven una crisis de audiencia, de auditorios, de lectores, que ha sido ocultada por esta relación perversa con el gobierno, el gobierno ha creado una burbuja financiera en los medios a través de la publicidad para mitigar esa crisis pero también para ocultarla, entonces, los medios en lugar de buscar estrategias de comunicación, construir una relación con los lectores, con las audiencias, y de ampliar sus audiencias han buscado estar bien con el gobierno en turno, serle favorable con sus perspectivas, porque era el que ofrecía con dinero mantenerse a flote, (…) ahora todos los medios desde las televisoras más grandes hasta el medio digital más pequeño todos tienen que ahora sí que ‘luchar por la chuleta’, buscar públicos, pensar en qué estrategias, cuáles son los productos informativos, culturales, de entretenimiento, que van a atraer a las jóvenes generaciones que ya no ven los medios tradicionales, que ven series a la carta, cine a la carta y que se informan más por los memes que por las notas.

¿A eso se deberá tanta crítica de ciertos sectores?, ¿al recorte en publicidad oficial?

Si además piensas que cerca del 22-25 por ciento del presupuesto del gobierno hacia los medios se iba directamente a columnistas y comentaristas, te das cuenta, y eso no lo digo yo, lo dijo el abogado de Televisa, Javier Tejado Dondé, que lo escribió en El Universal, doy fuente para que no piensen que estoy dando yo este argumento, sino, imagínate cómo están, la comentocracia, de la que se habla, los comentócratas, que se han puesto como los autócratas de la verdad ahora, en los medios de comunicación, que atacan al futuro gobierno por muchas razones, todas legítimas, no voy a poner en cuestión los argumentos, se vieron beneficiados por una relación perversa, que ahora no van a tener, entonces parte de su enojo tiene que ver con eso, nada más para tener en cuenta que no todo es blanco o negro y que muchas opiniones son interesadas, hasta a veces por razones de bolsillo.

En el caso de los medios digitales también ocurre con los rankings, empresas a las que los medios pagan para validar sus números…

Hoy pasa…

¿Pero entonces cómo medir el impacto y alcance real de un medio para en función de ello definir la inversión que hará el gobierno federal?

Bueno esa es una muy buena cosa, hay que crear una metodología, en medios digitales es más sencillo, porque aunque los números grandes pueden ser engañosos por lo bots, por todo, ya hay instrumentos para calibrar esos datos, quiénes son los que interactúan, quién nada más da likes, sin ton ni son y quién sí realmente, ve, comparte, ahí es más fácil; el problema son los medios tradicionales, no hay una medición única de los periódicos, cuánto editan, cuántos ejemplares editan, cuántos lectores tienen, cuánto venden, cada quien se autorregula, casi, hay dos o tres empresas que lo hacen, pero son los mismos periódicos que les pagan por hacer esa auditoría, entonces, y la autoridad que ha sido en el caso de Gobernación la Subsecretaría de Normatividad, pues hace aleatoriamente algunos muestreos, pero tampoco son digamos, si te enteras que viene el auditor de Gobernación, pues aumentas el tiraje, pones la bobina más grande,  aumento el tiraje registrado oficialmente, entonces, igual en la Radio, hay dos mediciones, INRA e Ibope Nielsen y no se ponen de acuerdo cuál es la buena y en la televisión también, entonces, mientras no se estandaricen las mediciones, en la radio, la televisión, los medios digitales y los impresos, difícilmente puede haber un piso parejo, yo creo que lo adecuado sería que una institución pública hiciera esas mediciones, se estandarizaran, y sirvieran para la Función Pública y todos los organismos del Estado, para el Poder Judicial, el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo.

Y sobre esta institución pública, ¿ya se tiene en mente algo?

Puede ser el INEGI, ¿es autónomo, no?

¿Pero ya hay algo trabajado?

Bueno, estamos, no, hay una propuesta de ley que lo considere, pero vamos a ver si pasa, está ya en el Congreso.

Bueno, estamos, no, hay una propuesta de ley que lo considere, pero vamos a ver si pasa, está ya en el Congreso.

¿Vislumbran que hay medios ‘enemigos’ del nuevo gobierno?

Esa pregunta hay que hacérsela a los medios, si ellos se consideran enemigos, nosotros como gobierno, próximo, lo que vemos es una diversidad de puntos de vista, una diversidad de intereses, una pluralidad de perspectivas, que eso es la democracia (…) estamos obligados como ciudadanos a defender nuestros intereses en el campo de la deliberación del debate público y de las instituciones y pues tanto las mujeres, como los empresarios, como los campesinos, como los indígenas, como otros sectores, tendrán en ese campo que hacer el debate, argumentar, construir y el gobierno lo que tiene que hacer es entender en esa diversidad cuáles son los valores comunes, cuáles los puentes que puede haber de intereses comunes entre todos los sectores, porque se trata de gobernar para todos, entonces, para el gobierno, sólo puede haber enemigos, los enemigos de la Patria, los enemigos del pueblo de México.

¿Persiste un pataleo en los medios por la reducción de la publicidad oficial?

Lo que veo es que hay un no entendimiento de lo que significa el cambio y la profundidad que va a tener, hay quienes creen bueno, ya reconocimos el triunfo, bueno, no reconocieron, aceptan el triunfo electoral  pero no aceptan el cambio, entonces hay una resistencia al cambio, hay los que siempre han gobernado, los que siempre se han beneficiado del presupuesto público, los que han vivido de esta relación perversa entre el poder y los medios o el poder y los grupos empresariales, piensan que va a seguir todo igual, que sólo hubo un cambio de personas, cuando en realidad va a haber un cambio de fondo, de políticas, de actuaciones y de orientación del gobierno, entonces eso no lo creen, creen que es un ruido por el momento y después pues va a regresar todo a la normalidad del pasado, eso no va a ocurrir.

En esa ola de críticas se han montado hasta personajes como Rubén Aguilar, quien llegó a comparar a Beatriz Gutiérrez Müller con Martha Sahagún…

Lo que Rubén Aguilar quiso decir es que cuando a él le tocó estar en un gobierno que traicionó a la democracia, nunca levantó la voz, y nunca dijo lo que tenía que decir, ahora creo que no tiene autoridad moral para decir eso, tiene derecho, es parte de la democracia, pero hablando del exvocero presidencial, pues lo que quiso decir, no lo dijo en su momento.

Y hablando de Rubén Aguilar, ¿cómo te diferenciarás de los voceros anteriores, Alejandra Sota, Eduardo Hernández…?

Soy diferente, no soy político, no soy consultor, no he vivido de la política, he hecho mi trabajo como periodista, y como activista, pero nunca he cobrado por ello más que como periodista, por mi trabajo, por ese sí he cobrado, no vengo de eso, no tengo aspiraciones políticas personales, hago política y voy a hacer política toda mi vida, pero desde la perspectiva que yo entiendo que es la política, que es involucrarse en los asuntos públicos, defender causas sociales, causas de la gente y bueno, pues también soy un partidario durante muchos años de la defensa de las causas perdidas, que en el tiempo pues terminan triunfando y cambiando a la sociedad, entonces, bueno, pues mi diferencia es que a la señora Alejandra Sota, pues se enriqueció en el puesto que tuvo, por supuesto que yo ni pienso ni lo haré, lo tengo muy presente; en el caso de Rubén Aguilar, pues traicionó sus principios éticos de él como personaje que se presenta de izquierda, terminó sirviendo a un gobierno de derecha que traicionó este voto democrático por un cambio de sistema y bueno pues qué te puedo decir de otros voceros, no voy a personalizar, pero gente que representó el salinismo y se involucró en esta corrupción del poder político hacia los intelectuales, entonces donde una de las corrientes fue justamente la Coordinación de Comunicación Social o tampoco representaré los intereses de los grandes medios, como ocurre con otros personajes actuales, entonces, yo al contrario, tengo una tarea de comunicar, el sentido del cambio, interpretar desde la perspectiva del gobierno nuevo cuál fue el mandato que dieron los ciudadanos el 1 de julio, esos 30 millones de mexicanos y acompañar con información, con la defensa de los principios y las propuestas del próximo gobierno en un entorno mediático que está con mucho ruido y que no está atendiendo los principales temas nacionales, sino las agendas de cada medio y de los grupos particulares.

Pues mi diferencia es que a la señora Alejandra Sota, pues se enriqueció en el puesto que tuvo, por supuesto que yo ni pienso ni lo haré, lo tengo muy presente; en el caso de Rubén Aguilar, pues traicionó sus principios éticos de él como personaje que se presenta de izquierda, terminó sirviendo a un gobierno de derecha que traicionó este voto democrático por un cambio de sistema y bueno pues qué te puedo decir de otros voceros, no voy a personalizar, pero gente que representó el salinismo y se involucró en esta corrupción del poder político hacia los intelectuales.

 

¿Como cuáles?

Tú hablabas hace rato del aeropuerto y las propuestas, perdón, una minoría muy pequeña utiliza los aviones, desgraciadamente no es un medio masivo, sí es masivo, pero no es popular, entonces las protestas respecto a la cancelación del Aeropuerto de Texcoco han sido realmente mínimas respecto a lo que es la población, muy justificadas porque tienen derecho a manifestarse, a salir a la calle, a decir que no están de acuerdo, pero muchas opiniones, que vimos en los medios, detrás de eso, pues había intereses económicos, de los inversionistas mismos del aeropuerto, entonces ahí es donde uno tiene que atender que no todas las críticas son iguales, que no provienen todas con la misma legitimidad y que hay que poder traducirlo, comunicacionalmente, pues acotar, y hacer ver los intereses, por eso cuando Andrés Manuel usaba la prensa fifí era su manera de etiquetar a quienes representaban un punto de visto conservador contrario al cambio, que están defendiendo el status quo anterior, y que además representan intereses económicos, entonces cómo lograr en ese concierto o desconcierto a veces, de ruidos mediáticos, de fake news, de posverdades, de estrategias de manipulación de la información, cómo lograr hacer prevalecer que la información sea elemento central de la vida pública y sobre todo la verdad, aunque esta pueda ser relativa, pero si estás apegada a los hechos y las situaciones, con datos reales, puedes ayudar a que ese elemento de verdad, se convierta en el insumo principal del debate público y de la democracia de este país.

¿Cómo evalúas la forma en que se ha comunicado el gobierno electo en este periodo de transición?

A lo mejor la forma puede ponerse a discusión, pero creo que lo que sí es inobjetable, es que ha avasallado Andrés Manuel y el gobierno de transición la vida pública, el espacio mediático, borró prácticamente a Peña Nieto para su beneficio, pero prácticamente dio la impresión de estar gobernando, entonces también eso ha distorsionado un poco la crítica, de que esta situación ha llevado finalmente a dar la impresión de que se está gobernando prácticamente pero además de un tipo de periodismo extraño, entre la futurología, y la suposición, entonces llevamos casi cuatro meses y medio de debate de lo que va a pasar, de lo que va a hacer, pero casi como si ya hubiera pasado, ya hubiera sido, hasta una revista dijo que va al fracaso, ¡pero si todavía no comienza!, entonces, creo que este periodo es muy largo.

¿Persiste la polarización mediática o aumentó?

Hay una polarización real, pero esa es producto del modelo económico, o sea, una sociedad donde hay una minoría que se ha enriquecido y una mayoría que está precariamente sobreviviendo, eso es un caldo de cultivo para la polarización, el resentimiento social, esta violencia que estamos viviendo, eso es parte de la polarización, pero la polarización no es una estrategia política ni la ha decidido Andrés Manuel López Obrador, esa es una polarización real, eso se expresó el 1 de julio, por eso esa votación tan contundente de más de 30 millones tiene que ver con una polarización social más que política que está ahí y se expresó así.

Ahora, lo que vemos en el debate público, la deliberación pública, por parte de las redes, pues sí hay un choque de trenes, entre partidarios y adversarios, por decirlo así, del futuro gobierno o de Andrés Manuel. También hay una vida orgánica, de ciudadanos reales, no bots, no gente comprada, no empresas que trabajan en las redes para distorsionar los mensajes, de gente que es muy activa en las redes, por eso Andrés Manuel reconoció a las benditas redes sociales, que hicieron la diferencia es el primer hecho mediático donde medios sociales vencen a los medios convencionales y entonces estamos ante un cambio de paradigma democrático de la comunicación, todavía nos falta atemperar, construir, esa ágora de las redes sociales como espacio realmente de deliberación y discusión más respetuoso, es importante, porque la construcción de ciudadanía, se da a través del debate público, entonces, tanto en los medios como en las redes hay que ir digamos cambiando el tono y la forma de discutir, creo que la polarización que hay ahora más inducida es para distorsionar y evitar el diálogo, cuando hay el diálogo, capacidad de escucha, para los argumento, podemos construir puentes y consensos, cuando hay polarización y ataques, miedo, odio, lo que hay es separación, división y hasta confrontación, cómo rompemos, eso, construyendo una comunicación digamos basada en la información y en argumentos y en el respeto, hacia los demás.

Todavía nos falta atemperar, construir, esa ágora de las redes sociales como espacio realmente de deliberación y discusión más respetuoso.

¿Combinarás las tareas de Coordinador de Comunicación Social y vocero presidencial?

La Presidencia es una institución que va más allá de la persona, y en ese sentido hay que comunicar cosas desde la institución y no de la persona, ahí sí incluye al Presidente de la República, y claro con su anuencia y él decidirá también, pero en ese sentido, sí seré vocero de la Presidencia, para comunicar las cosas que desde esa institución se tengan que hacer y que no tenga que hacerlo todo el Presidente, entonces en esa medida sí voy a ser vocero de la Presidente, no de Andrés Manuel, aunque bueno, ya en la semántica de las palabras hasta él mismo dice que “ahí está mi vocero”, la Coordinación de Comunicación implica toda una cómo llevar a cabo la política del gobierno de la República y la vocería tiene que ver más específico con la Presidencia como institución.

¿Con qué te irías conforme al final de la administración que está por comenzar?

Una sociedad mejor, una sociedad más democrática, medios libres y un sistema de medios públicos en manos de la sociedad, acabar con los medios gubernamentales, y por el otro, fortalecer a las instituciones mexicanas, públicas, y ojalá que podamos heredar una sociedad en donde las mujeres puedan caminar libremente, donde los indígenas sean ciudadanos de primera y los niños puedan jugar en las calles, si logramos eso pues habré pensado que el deber cumplido ha sido logrado y me puedo sentir satisfecho porque mi única satisfacción es cumplir con las expectativas de la gente, hacer historia en este caso sería heredar un país mejor.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.