Destapan ‘toallagate’ del Estado Mayor para cuidar el rostro de Peña Nieto


Ahora que el sexenio de Peña Nieto ha terminado poco a poco comienzan a salir los excesos durante su administración y queda claro que su apariencia era un asunto serio.

Y es que según información publicada por el portal SDP NOTICIAS, el extinto Estado Mayor Presidencial destinó poco más de 45 mil pesos para la compra de almoadillas, así como toallas de mano y faciales para el aseo personal de expresidente durante sus viajes.

Además de planificar las actividades del expresidente, el Estado Mayor también se encargaba de adquirir los artículos de aseo personal de Peña, tal como se muestra en el contrato CGTAP-JSAC-027/2018 firmado en junio de 2018, celebrado entre la Coordinación General de Transportes Aéreos Presidenciales y Grupo Habers S.A. de C.V.

El contrato por un monto de 45 mil 599 pesos fue por la adquisición de 60 toallas faciales de color blanco, diseño liso y medidas 30 x 30 centímetros, cada uno con un costo de 312 pesos, para un total de 18 mil 720 pesos.

También se ofrecieron 30 toallas para manos de 40 X 75 centímetros de diseño liso y color blanco. Cada pieza fue adquirida a un costo de 451 pesos y 20 centavos para un total de 13 mil 536 pesos.

TE PUEDE INTERESAR: Revista confirma separación de Peña y ‘La Gaviota’; así se acabó la novela

Para que Peña Nieto estuviera cómodo durante sus vuelos, el Estado Mayor también adquirió 100 almoadillas de 30 X 40 centímetros por un total de 13 mil 340 pesos.

Según la información presentada por SDP Noticias, dichos artículos fueron entregados en la Subdirección de Abastecimientos de la Dirección General de Recursos Humanos con dirección en el Hangar Presidencial.

¿Cómo ves?

Parece que no era broma eso de que el rostro de Peña era una prioridad.

AQUÍ puedes checar la información completa

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.