Con esta reforma los trabajadores podrían someter a los sindicatos gandallas


Los sindicatos podrían estar cerca de ver cómo termina su reinado de opacidad, impunidad y derroche.

La iniciativa de ley que buscará reformar la Ley Federal del Trabajo contempla que todos los contratos colectivos de trabajo existentes sean revisados en un periodo de cuatro años posteriores a la entrada en vigor de dicha reforma.

Pero no sólo eso.

Contempla que los trabajadores hayan sido tomados en cuenta, realmente, en la redacción de los contratos, es decir, darles validez, y echar abajo todos aquellos que hayan sido firmados a espaldas de los obreros, del gremio que sea.

Actualmente, una práctica común es que los contratos colectivos se acuerdan entre las empresas, los dirigentes sindicales -que no necesariamente representan los intereses de los trabajadores- y representantes del gobierno.

Según información de Reforma, dicha exigencia fue demandada en la negociación del tratado de libre comercio T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá, con la finalidad de que las condiciones laborales en México sean cada vez más equitativas, en comparación con las existentes en EU y Canadá.

De ahí el plazo de los cuatro años a partir de la entrada en vigor de la reforma, que, ante la mayoría legislativa de Morena en ambas cámaras, no debe suponer un problema para su aprobación.

¿Qué pensarán de esto personajes como Carlos Romero Deschamps, que negociaban en lo oscurito los contratos colectivos sin que nadie les dijera ni pío?

Ya veremos quién brinca primero…

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.