Así defendió Ochoa el #DesfalcoProfundo a la CFE que pagaremos los mexicanos


Por fin, el exdirector de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa, dio la cara para hablar sobra la investigación #DesfalcoProfundo, aunque lo hizo para justificarse.

En los últimos días, Quinto Poder y Código Magenta dieron a conocer los contratos para la construcción de al menos 24 gasoductos durante la administración de Enrique Peña Nieto, los cuales tienen hipotecada a la CFE y que le costará a los mexicanos, al menos, 846 mil millones de pesos que se terminarán de pagar hasta 2043.

Durante la conferencia de prensa del pasado 18 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrado aseguró que revisarían los contratos y que, al menos, había existido omisión por parte del entonces director, Enrique Ochoa, pues sólo favorecen a los particulares y afectan a los mexicanos.

TE PUEDE INTERESAR: El mensaje que AMLO le mandó a Enrique Ochoa por el #DesfalcoProfundo en la CFE

Ochoa Reza acudió al programa de Ciro Gómez Leyva para hablar sobre el asunto y ahí aseguró que esos gasoductos se construyen para beneficio de los mexicanos, pues permitirían bajar los costos de las tarifas eléctricas, algo que prometieron con la Reforma Energética del 2013, pero que hasta el momento no ha sucedido.

“Es muy importante tomarle la palabra al presidente para analizar los contratos de los gasoductos, pero primero decir que el gas natural es más económico que el combustóleo o diesel. Tener acceso a gas natural de Texas, que es el gas natural más barato del mundo, nos permite tener precios más accesibles”, sentenció.

De esos 24 contratos que se firmaron, siete gasoductos son los que están inclusos y por los cuales la CFE tiene que pagarle a los contratistas, aunque no estén en funciones, pues así lo estipularon a la hora de firmar los convenios.

#DesfalcoProfundo pone como ejemplo la construcción de gasoducto Texas-Tuxpan, el cual tendrá un costo financiero de 192 mil millones de pesos, según las proyecciones de pago de la Comisión.

Aunque ese gasoducto se terminara, no serviría de nada, pues su destino sería la Termoeléctrica de Tuxpan, sin embargo, esa planta está imposibilitada para generar electricidad a base de gas, porque no ha sido convertida para ello, algo que parece que las autoridades del sexenio anterior no tomaron en cuenta.

Ochoa Reza intentó justificar el que los gasoductos no estén terminados por causas sociales y pidió al nuevo gobierno solucionarlo.

“Son sólo cuatro, de 24 que tienen problemas jurídicos o sociales, todo proyecto de infraestructuras tiene este tipo de problemáticas”.

En la segunda parte de #DesfalcoProfundo se habló sobre la figura de “Casos Fortuitos o de Fuerza Mayor”. Estas cláusulas eximen a los contratistas de cumplir con sus obligaciones, pero les permite seguir cobrando lo estipulado en los convenios.

Ante esto, Enrique Ochoa dijo que la Comisión estaba protegida por otra cláusula y así respondió a la investigación presentada por Quinto Poder y Código Magenta.

“Las causas de Fuerza Mayor son un principio internacional de contratos comerciales, esos principios quiere decir que si una de las dos partes, ya sea CFE o el que está construyendo, encuentra una imposibilitad, se puede solicitar a la otra parte una causa de Fuerza Mayor, se tiene que conceder a partir del análisis de la circunstancia, el pago que se hace no es un dinero que se tira al fondo de subsuelo como algunos han tratado de sugerir.

La cláusula 22.8 protege los pagos que ha hecho la CFE para que a cambio se pueda recibir servicio adicional por el dinero pagado. (…) La CFE tiene el derecho contractual de recibir el servicio adicional por el dinero que pagó cuando los gasoductos estaban parados”.

Cabe señalar que hasta marzo de este año, la CFE ya había tenido que pagar 88.3 millones de dólares por concepto de Caso Fortuito o Fuerza Mayor tan solo para el gasoducto Sur de Texas-Tuxpan, lo cual sólo ha traído beneficio a los contratistas, pues los recibos de luz no han bajado.

Después, el exdirector de la CFE intentó desviar la atención hacia Pemex y aseguró que el pago de estos contratos millonarios no ponen a la Comisión en riesgo de quiebre, como lo ha dicho el actual director, Manuel Bartlett.

“La CFE no está en quiebra, muy por el contrario, me remito a los contratos, ha reportado utilidades, por 72 mil 256 millones de pesos (mdp) en 2016; por 107 mil 910 mdp en 2017 y, en 2018, 27 mil 272 millones de pesos, tres años consecutivos de utilidades.

Aquí está la información técnica, respeto lo que está haciendo en director Manuel Bartlett, pero la que está en problemas financieros es Pemex y requiere una atención especial. (..) La deuda de CFE está en pesos, la de Pemex en dólares.

¿Qué te parece?

Aquí puedes leer la primera y la segunda parte de #DesfalcoProfundo para que conozcas a fondo cómo los mexicanos tendremos que pagar esos 846 mil millones de pesos hasta 2043.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.