#HuellaDigital: Si usted está leyendo esto, entonces no es un bot


#HuellaDigital | *Leo García (@leogarciamx)

A lo largo de los años dentro del ambiente de las redes sociales el término bot se ha vuelto un vilipendio, una forma de ofensa. Y aún más recientemente a partir de la investigación en Estados Unidos e Inglaterra acerca del uso que se ha dado a las redes sociales como forma de influencia política y social, se ha convertido en algo que se ha propagado por todo el mundo.

Pero, ¿qué es un “bot”?

Bot es la abreviatura de robot, que para el caso es un programa, software. Nunca es una persona. No son exclusivos ni inician con las redes sociales globales actuales como Facebook, Twitter, Instagram o YouTube, pero son los que se han popularizado por el alcance y penetración de sus respectivas redes. Y son de los que hablaremos.

El API

Con el crecimiento y auge de las redes sociales, sus empresas empezaron a buscar formas de hacerlas atractivas comercialmente y como herramienta para negocios. Una forma de lograrlo fue abrir a los desarrolladores el acceso a lo que se conoce como API, la “Interfaz de Programación de Aplicaciones”. Esta interfaz lo que ofrece es un conjunto de procedimientos, instrucciones y recursos que forman parte de la misma red social. De manera que los desarrolladores pueden integrar funciones de las plataformas de las redes sociales en sus aplicaciones, y viceversa, haciendo que sus aplicaciones tengan funciones que operen dentro de las plataformas de redes sociales.

Por mencionar el ejemplo más sencillo, mediante un código con una aplicación se pueden publicar o leer mensajes en las redes sociales.

Lo interesante es que cada plataforma tiene un cierto alcance, relativo a las funciones mismas de la red social que se trate. Así, Facebook es quien dispone de las APIs más amplias, integradas, e invasivas.

¿Por qué existen los robots en las redes sociales y para qué sirven?

La combinación de recursos de las redes sociales y las capacidades de los desarrolladores ha permitido construir herramientas muy útiles y complejas, entre otras, los robots.

La intención de los bots de redes sociales es automatizar interacciones que pueden simular el comportamiento de un usuario, mediante programación, para tareas repetitivas de manera que se puedan realizar sin distraer la atención de una persona. Además, permite ampliar el alcance “multiplicando” la capacidad de atención y respuesta al tener múltiples robots funcionando simultáneamente.

Hay diferentes funciones de robots, no hay “sólo un modelo”. Algunos son obvios en su limitación de sólo poder recibir ciertas consultas y arrojar las respuestas que evalúan más adecuadas. Suelen usarse para dar información comercial o de atención a clientes.

Otros, los más complejos y que son los que menos abundan, pueden tener un cierto grado de interacción con los usuarios a través del procesamiento de lenguaje natural e inteligencia artificial, los llamados chatbots.

Los que abundan son los más básicos y evidentes, los que nomás replican de manera repetitiva ciertos modelos de frases o contenidos, y que en su caso pueden manipular otro tipo de métricas dentro de las redes sociales, como los likes y los retuits.

Abusos y excesos

Es precisamente por el abuso al replicar mensajes y manipular otras métricas de manera automatizada que el problema con los bots se ha entendido a partir del potencial que tienen para amplificar de manera artificial un mensaje, con respecto al interés de quienes los estén operando. Tanto, que se incluyen entre los riesgos y advertencias relacionados a las campañas de manipulación y desinformación política y social que saturan actualmente las redes sociales.

En México se formó la acepción equivocada del término cuando fue evidente el uso (y abuso) político, principalmente durante la campaña de 2012 donde resultó electo Enrique Peña Nieto. Se tergiversó el concepto cuando se difundieron imágenes de jóvenes operando las redes sociales del PRI durante un evento de campaña.

Conforme se hablaba del uso de “bots” por parte del gobierno, se formó la idea que esos jóvenes eran los bots, los “peñabots”, para progresivamente quedar únicamente en “bot” como una forma de vilipendio para quién muestra una actitud de apoyo o simpatía a un político o su partido.

Otras formas de manipulación

Es necesario hacer la precisión de que los robots no son la única forma de manipulación que se puede presentar en las redes sociales. Por diseño cuando se integró la función de las encuestas se tomó la precaución de no permitir interacción con ellas mediante la API, de tal manera que no es posible manipularlas mediante programación.

Teóricamente hablando, en una encuesta en línea se tomaron las precauciones para que tuviera que ser un usuario real y validado quien emita su voto. Así que para su manipulación se aplican otras técnicas como las granjas de clicks, de las que ya platicaremos en una próxima entrega.

Y ahora a observar, analizar y entender

Una mención especial debe hacerse a Twitter, que a partir de entender las implicaciones que tiene el uso de su red en el aspecto social, considera relevante el acceso a su API con un enfoque de datos abiertos, para que quienes desean observar, estudiar y analizar las dinámicas de interacción y la manera en que se lleva la conversación dentro de su plataforma global lo pueda aprovechar.

Esto es posiblemente el mayor de los dilemas actuales. Mientras que bajo la misma plataforma de datos abiertos se pueden cometer excesos y abusos, es posible entender la dinámica social más allá del entorno digital actual.

Hagamos red, sigamos conectados.

*Leo García (@leogarciamx) es desarrollador web y analista de tendencias de Twitter.

Las opiniones expresadas en este artículo corresponden al autor y no representan necesariamente la postura de Quinto Poder.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.