OPINIÓN: Bartlett, “El Jefe” Diego y sus ‘vínculos’ con Salinas


Manuel Bartlett y Diego Fernández de Cevallos, dos políticos ampliamente vinculados con Carlos Salinas de Gortari, viven nuevos episodios de desprestigio mediático.

Ahora bien, en lugar de señalar que padecen desprestigio mediático, podría decir que más bien enfrentan una nueva oleada de descrédito político, pero ese, ambos, con o sin razón, por leyendas urbanas, sesgo o venganzas de los mismos integrantes de la mal llamada “clase política”, llevan años, quizá décadas, “quemados” ante la opinión pública y los ciudadanos.

Bartlett enfrenta ahora acusaciones por conflicto de interés por su declaración patrimonial tras un reportaje de Carlos Loret de Mola, quien lo tiene de su cliente, tras señalar presuntas irregularidades al no reportar propiedades y empresas en las que se ven involucrados sus hijos y pareja.

Nunca defendería a Bartlett, pero tampoco a Loret. Y sería lamentable que la Función Pública no indagara lo que hizo o dejó de hacer el actual director de la CFE al reportar lo que posee y no posee particularmente cuando desde el gobierno que encabeza AMLO se repite todos los días una letanía de la no tolerancia a la corrupción y el conflicto de interés.

Pero como periodista tampoco puedo dejar de señalar mis dudas respecto al trabajo de Loret, quien por alguna razón detonó las indagatorias sobre Bartlett precisamente cuando el gobierno actual prácticamente arrodilló a grandes empresas y empresarios (incluido Carlos Slim) al renegociar contratos desventajosos para la hacienda pública con la red de gasoductos heredada por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Algo no me cuadra.

Lo conocido es que a Bartlett se le relaciona por acción u omisión, con el supuesto fraude electoral de 1988, del que Carlos Salinas de Gortari resultó vencedor, y gobierno del que resultó después titular de la SEP y enseguida gobernador de Puebla. Es decir, la lectura es que tuvo su “premio”. ¿Pruebas? Las boletas de esa elección fueron quemadas, y el PAN estuvo de acuerdo en ello, incluido el entonces legislador Diego Fernández de Cevallos.

El después conocido como “Jefe”, candidato presidencial en 1994, sorprendió en esa fatídica contienda, en la que ocurrió el magnicidio de Luis Donaldo Colosio, y en la que después le puso un repaso en un debate a Ernesto Zedillo, pero extrañamente su luz se apagó, y los rumores señalan que a partir de entonces, su riqueza y su fulgurante carrera como “opositor” y abogado de alto nivel -algunos le dicen “coyote V.I.P.”-, alcanzó niveles pocas veces visto.

El poco agraciado Carlos Ahumada lo vinculó a él y a Salinas con los videoescándalos que cimbraron la campaña presidencial de AMLO en 2006 y que en otra contienda electoral para muchos fraudulenta, derivó en el triunfo electoral de Felipe Calderón.

Ahora, Fernández de Cevallos, es señalado por deber unos 900 millones de pesos por multas y recargos del impuesto predial por un rancho con uso residencial en el municipio de Colón, en Querétaro. Eso no lo investigó nadie, lo dijo el propio presidente municipal Alejandro Ochoa Valencia, quien eso sí, dijo que el abogado ya se comprometió a presentar una propuesta para ponerse al corriente con su retraso en los pagos que quién sabe por qué no hace desde 1993.

O sea que Diego sí tuvo dinero para su “Carretera del Amor” y para andar metido en la grilla, pero estuvo muy ocupado como para pagar el predial. ¿Se imagina si usted no paga la luz, el agua, el gas, el internet o el mismo predial, cómo le hubiera ido? ¡Bendito sea Diego, qué afortunado!

Le dejo algunas preguntas cizañosas: ¿cuáles conflictos de interés y qué porquerías sí se investigan en este país y cuáles no, y por qué? ¿Quién se obsesiona con un personaje y no con otro, y en qué momento, y por qué?

Ser abogado de personajes influyentes tiene sus privilegios, digo yo. Pero soy muy mal pensado.

¿Clase política? Discúlpeme, la mayoría, ni tienen clase, ni hacen política. Hacen negocios aprovechando sus posiciones de poder. ¿Y ni el predial pagan? ¡Nunca te acabes, México!

Contacto: columna.performance@gmail.com

Twitter: @memocrois

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.