La red 5G y el gobierno de datos global

#HuellaDigital | *Leo García (@leogarciamx)

Entender el mundo actual y sus complejidades comerciales, políticas e ideológicas, inevitablemente ahora también alcanza a los desarrollos tecnológicos. Desde el internet que no conoce fronteras hasta la tecnología de telecomunicaciones homologada globalmente, como el estándar 5G. Pasando por robótica, inteligencia artificial, dispositivos móviles, investigación y desarrollo de materiales, métodos de producción, en todo ello, la política tiene influencia y relación.

G-20: El gobierno de datos global

El G-20 es la cumbre internacional donde se reúnen los gobernantes de 19 países y bancos centrales, además de la Unión Europea. El de este año se realizará en Osaka, Japón. Cuando el Primer Ministro japonés Shinzo Abe la presentó dijo “me gustaría que sea recordada como la cumbre que inició el gobierno de datos global”.

La economía de datos en los pasados 20 años ha sido el eje rector del crecimiento e innovación tecnológica, pero ha traído los retos de la época para los que aún no estamos listos, ni como sociedad, y en consecuencia ni los gobiernos. Se propone que este G-20 marque el inicio de la creación de marcos legales y políticos que permitan al ecosistema digital tanto su crecimiento económico como de su potencial social y además estableciendo los criterios para manejar los riesgos asociados a la hipertecnificación que vive el mundo.

No inician desde cero los trabajos, de manera local cada país ha abordado los temas relacionados desde la perspectiva económica, privacidad, comercio electrónico, e incluso de los derechos humanos.

Pero el objetivo es lograr consistencia, interoperabilidad y coordinación, a nivel nacional e internacional, unificando criterios para leyes y regulaciones donde la economía de datos tiene impacto, el Gobierno de Datos Global.

La red 5G

El objetivo propuesto por el G20 es apenas oportuno con la próxima llegada del 5G, que es la forma en que se conoce a la quinta generación de tecnología de conexión celular de banda ancha desarrollado por el consorcio 3GPP (3rd Generation Partnership Project) que está formado por empresas y organizaciones de todo el mundo, incluyendo a Huawei.

Lo interesante es la impresionante velocidad que promete para conexiones móviles, que puede ir en el rango de 1 y hasta 10Gbps, o más. La velocidad de conexión 5G significa la posibilidad de conexiones en promedio 100 veces, con potencial de hasta 1,000 veces, más rápidas que lo ofrecido por la actual 4G LTE.

Pero no solo es un asunto de velocidad, además las características técnicas del estándar 5G ofrecen la capacidad de soportar conectados simultáneamente 1 millón de dispositivos por kilómetro cuadrado con una latencia menor a 1 milisegundo. Aunque en un primer momento la llegada del 5G comercial tendrá beneficios para las empresas y los negocios, la adopción masiva de este estándar promete transformar la sociedad de generación y consumo de información.

5G es la pieza clave que falta para la construcción de las “Ciudades Inteligentes”, formadas por “Hogares Inteligentes” y autos de conducción autónoma en sus distintos niveles.

Sobre este tipo de conexión el IoT, internet de las cosas, toma una nueva dimensión. Los enseres domésticos, todos, cada vez estarán más cerca de ser dispositivos interconectados, además la instalación de sensores de todo tipo para mantener interconexión entre dispositivos será el nuevo estándar.

Los sistemas de monitoreo de salud personal como los monitores cardiacos, baumanómetros y glucómetros digitales, podrán mantener registros más constantes y precisos de sus lecturas y tendrán conexión para llamado automático a servicios de emergencia y aviso de familiares en caso de requerirse.

El consumo de contenido pasará de las pantallas a los ambientes imersivos formados por realidad virtual, realidad mejorada y realidad aumentada, basados en nube.

Falta el espacio para describir como el paradigma actual del entorno digital promete transformarse con la llegada de este nuevo estándar.

Pero además se abre la posibilidad a que los gobiernos, con pretexto o válida justificación de la seguridad, conecten más y más sistemas de vigilancia, sobre todo de reconocimiento facial, a escala masiva. Cada vez se pone al alcance el paso de los e-gobiernos a volverse ciber-regímenes con capacidades plenas de vigilancia y control social.

O, que la privacidad este cada vez más en riesgo con asistentes virtuales más sofisticados, ya no solo como dispositivos fijos tipo lámparas o bocinas, sino como dispositivos que empiecen a explorar el potencial de los avances de la robótica comercial, con cámaras 360 y otra larga serie de sensores que monitoreen el entorno y no solo atiendan a comandos de voz.

Sirva lo anterior también para dar un poco más de contexto al complejo asunto de Huawei, China, y la tecnología 5G. Tanto abarca aspectos de competencia y guerra comercial, como preocupaciones legítimas de privacidad, manejo de datos, censura, y vulneración de derechos humanos. Con potencial de conexión como hasta ahora no se ha visto.

Y del escenario global digital en formación del que el presidente de México, en representación del país decidió ausentarse y sólo enviar a una comitiva. Señal de los nuevos tiempos, retrógrados, que se respiran en el país.

Hagamos red, sigamos cada vez más conectados.

*Leo García (@leogarciamx) es desarrollador web y analista de tendencias de Twitter.

Las opiniones expresadas en este artículo corresponden al autor y no representan necesariamente la postura de Quinto Poder.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.