Data Brokers: los mercaderes de datos


#HuellaDigital | *Leo García (@leogarciamx)

¿Para qué quieren Facebook, Apple, Google, Microsoft, Amazon y sus empresas asociadas la información que recolectan?

¿Sólo para publicidad? Generar publicidad en línea es muy rentable por lo fácil que es segmentarla para mostrarla a la audiencia más receptiva a ella, pero eso es apenas la primera escala en el manejo de datos y el mercado que representa.

Todo cuanto hace el usuario en el entorno digital, no sólo en las redes sociales, genera datos y en su conjunto, información. Las empresas que participan de esta cadena no sólo son las que las generan, sino también las que las recolectan de distintas fuentes, ya sea comprándola directamente o como producto resultante de procesarla. Se les conoce como data brokers o information brokers. Brokers, así como los intermediarios que se especializan en operar entre clientes y proveedores de cualquier bien de consumo.

Los data brokers pueden recurrir a cualquier medio, público o privado, para recolectar la información que comercializan. Algunos recolectan o compran información especializada para complementarla desde distintas fuentes para obtener información de uso específico.

Cualquier aplicación tiene el potencial de ser usada de esta manera. Además de los permisos que expresamente se le den para acceder a las características o contenido del dispositivo, la interacción dentro del a misma app, sitio o servicio, ya produce información valiosa.

Dependiendo de las funciones propias puede ser la especificidad de los datos recolectados, por ejemplo, una app de información del clima justifica hasta cierto punto usar el permiso de la ubicación. Y en consecuencia el tipo de datos que recolecta y vende.

¿Pero qué pasa cuando los datos son menos generales y más específicos para un segmento tan valioso como el médico? ¿Qué tal una app para llevar registro del ciclo menstrual y que entre sus funciones de consejos y lleve registros asociados a sus usuarias?

O una app que pueda servir para recolectar información de hábitos de ejercicio y estado de salud, y que en su conjunto pueda ser de interés para una aseguradora para calcular sus tarifas dependiendo de las variables que la información le permita medir.

Para los brokers, el recoveco legal que les permite operar, casi en todo el mundo, se basa en anonimizar la información que comercializan, entregando extractos procesados con valor específico sobre segmentos de mercado, estadísticas, y toda forma de métricas que se puedan obtener de esa información. Aunque el origen pueda ser a partir de vulnerar la privacidad de los usuarios de los cuales se obtiene.

Internet ha hecho que esta sea una industria muy rentable, siendo que se recolecta información públicamente desde redes sociales, aplicaciones, cookies de navegadores web, registros de visita a sitios web, pero también hay información que es susceptible a su vulneración por las fuentes que las generan como como la información bancaria.

Vulnerando la privacidad

Uno de los problemas más graves, que ojalá salte a la vista, es la vulneración de la información personalmente identificable. Para los data brokers es sencillo recolectar información que incluye nombres completos, domicilios particulares y de trabajo, números telefónicos, direcciones de correo electrónico, edad, genero, estatus civil, información bancaria, información laboral, etc.

Aunque en la teoría parte del proceso implica anonimizar la información, no deja de ser preocupante que lo que se comercializa es la combinación de estas piezas de información, además complementadas desde distintas fuentes.

A esto se le conoce como datos predichos, inferidos y derivados, que toman valor adicional por ser resultado de algoritmos aplicados sobre los datos en estado “crudo”, que les da un sentido específico para el mercado.

Y aunque es cierto que el valor de la información no viene por la vulneración de la privacidad, sino por la capacidad de generar compilados de datos altamente segmentados, los recientes casos de filtraciones y vulneraciones de bases de datos, legítimas y lícitas, donde quedan expuestos los datos de miles de usuarios, por fortuna parece que está empezando a generar conciencia en el usuario.

Uso preventivo

En la industria los brokers son asociados casi siempre al marketing, que es el caso de Acxiom o Palantir, que forman bases de datos donde detecta audiencias y las segmentan por ubicación, nivel de estudios, grupo etario, ingresos, y también por sus hábitos de uso en línea e historial de comercio electrónico. Pero hay un aspecto de los data brokers que merece mencionarse.

Algunos brokers recolectan información para colaborar en prevención e investigación de fraudes y manejo de riesgos. Es el tipo de broker a quienes recurren los bancos, o cualquier institución o empresa, que perfila a un usuario en la medida del riesgo que se corre cuando se establece una relación comercial. Bienes raíces, bancos, automotrices, telefonía celular, servicios varios, pueden recurrir a estos brokers para conocer el perfil de sus potenciales clientes.
Los hábitos de consumo suelen delatar el perfil socioeconómico real de un cliente, por lo que le da sentido y coherencia con respecto, por ejemplo, a una solicitud de crédito que pueda corresponder a un bien, producto, o servicio, fuera de su segmento.

Así, confirmamos una vez más que las empresas de tecnología ofrecen servicios que no son gratis, sino todo lo contrario: es una industria inmensa que produce muchísimo dinero, y a la cual el usuario provee el principal activo monetizable en forma de un recurso inagotable.

Hagamos red, sigamos conectados.

*Leo García (@leogarciamx) es desarrollador web y analista de tendencias de Twitter.

Las opiniones expresadas en este artículo corresponden al autor y no representan necesariamente la postura de Quinto Poder.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.