Clicks: Manipulación e influencia


#HuellaDigital | *Leo García (@leogarciamx)

Actualmente, las redes sociales son el medio más poderoso, no de comunicación, sino de interacción, donde la gente confía que encontrará información y podrá expresar sus ideas y opiniones. Pero ahora también se ha entendido que además son un medio de influencia que está transformando la manera en que se construye la realidad. Y hay quien sabe sacar provecho para su beneficio e intereses.

Otras formas de automatización

En este espacio se ha explicado acerca de “las multitudes que no existen”, formadas por cuentas falsas o ‘sockpuppets’. Estas cuentas son el medio de acceso para abusar de los mecanismos de refuerzo positivo de las redes sociales, como likes, retuits, favs, etcétera. Todos esos incentivos que los dueños de las redes han desarrollado para mantener la atención, estimular que más usuarios participen interactuando dentro de sus plataformas y así aumentar sus ganancias.

La cuenta por sí misma no es un (ro)bot, sino que las cuentas falsas son el medio por el cual operan los robots, que es software que automatiza sus interacciones. El API de las redes sociales tiene límites que, en teoría, sirven para contener usos abusivos, pero la realidad es que hay formas de burlarlos.

Por ejemplo, los votos de las encuestas, el número de visualizaciones de los videos, y otras métricas, requieren para su manipulación el uso de cuentas que cumplan con el requisito de interactuar de la manera que lo haría una persona real.

Una forma de hacerlo, posiblemente la más común por sencilla y rentable, es utilizando teléfonos celulares. Cientos y hasta miles de ellos. Potencialmente a través de estos teléfonos se pueden realizar acciones masivamente de la manera que lo harían un gran conjunto de usuarios “reales”.

Teléfonos, tarjetas SIM, cuentas de correo electrónico, y mucha paciencia, es suficiente para “fabricar” tantas cuentas falsas como sea posible. Y después utilizarlas a conveniencia.

En cada teléfono es posible activar una o más cuentas del servicio que se quiere manipular, con la ventaja adicional que ofrece el medio de validación que, principalmente las redes sociales, han propuesto como requisito casi indispensable para disponer de una cuenta: la validación por SMS y el doble factor de seguridad.

Esto es lo que vemos en las fotos que suelen circular donde aparecen estantes repletos de teléfonos celulares encendidos y conectados a equipos concentradores vía USB. Estos equipos concentradores tienen la función de enlazar los teléfonos para que computadoras hagan de estaciones centrales y desde ahí un solo operador pueda usar múltiples teléfonos.

Es un negocio, toda una industria muy lucrativa, donde un solo operador se puede convertir en cientos y hasta miles de “usuarios” falsos. Cada cuenta, una o más por cada dispositivo, es de donde salen los votos que se compran para las encuestas en las redes sociales, las calificaciones que se asignan dentro de las tiendas de apps, las evaluaciones que se hacen en sitios de opinión, o donde se dejan correr de principio a fin los videos para que incremente el número de visualizaciones.

Todo aquello que el API no permite automatizar, se puede comprar como un “servicio especializado” que utiliza este tipo de tecnología e infraestructura.

Las macros y el API del sistema operativo

Entonces ¿las “granjas de clicks” son bots? No necesariamente, aunque no hay una respuesta definitiva.
El modelo de las granjas de clicks es imprescindible para las interacciones que por fuerza requieren la acción de un operador que se replica dispositivo por dispositivo. Así que no cumplen con la característica de ser automatizados.

Cuando el API de las redes sociales no lo permite, una forma sencilla de automatizar interacciones directamente sobre los dispositivos y aprovechar esta infraestructura es utilizando macros, que son secuencias de acciones programadas y se ejecutan como lo haría un usuario real.

Pero no solo las redes sociales tienen API. Recordando, API es la “Interfaz de Programación de Aplicaciones” formada por un conjunto de procedimientos, instrucciones y recursos. Es una forma común en que los desarrolladores permiten la comunicación e interoperación entre distintas aplicaciones o incluso con el sistema operativo. Las APIs de los sistemas operativos son las que permiten que los desarrolladores aprovechen las funciones de los dispositivos en sus aplicaciones: acceso a la cámara, el micrófono, la ubicación, entre otras.

Es precisamente aprovechando las APIs del sistema operativo donde se han desarrollado herramientas especializadas que operan una interfaz mediante la cual se automatizan las interacciones replicando la acción como si la realizara un usuario manualmente.

Llegados a este punto podemos empezar a responder las preguntas ¿por qué?, ¿para qué? ¿Solo se trata de “hacer trampa”? No, ya no es un asunto tan sencillo.

La manipulación de los sesgos cognitivos

Un efecto adverso a las técnicas de refuerzo afirmativo que proponen las redes sociales es que llevan a crear ideas equivocadas acerca de la relevancia y validez del contenido publicado, y le confiere al autor la percepción de ser una figura de autoridad.

Se forma ante los usuarios la percepción que el contenido más importante es el que presenta mayor número de likes. Que el contenido que se comparte más veces es por confiable. Que, si la votación de una encuesta en redes sociales lo dice, entonces un candidato lleva o no ventaja, o que el presidente es popular y aceptado, o no.

Así, lo que empezó como una manera de engaño para crear la percepción de popularidad de un perfil dentro de las redes sociales, ahora se entiende que tiene el poder de influir sobre los usuarios para manipular sus sesgos cognitivos. Y quien sabe aprovecharlo, puede influir socialmente más allá de la pantalla.

Ya seguiremos platicando de este interesante tema.

Hagamos red, sigamos conectados.

*Leo García (@leogarciamx) es desarrollador web y analista de tendencias de Twitter.

Las opiniones expresadas en este artículo corresponden al autor y no representan necesariamente la postura de Quinto Poder.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.