Franceses logran su objetivo: presionar al gobierno para evitar el ‘gasolinazo’


Los franceses lograron dar un golpe de autoridad al gobierno de Emmanuel Macron, luego de que se anunciara el aumento en la gasolina y que provocó que miles salieran a las calles a manifestarse.

En las últimas semanas se reportaron cuatro muertos y una centena de personas heridas durante las protestas, las cuales tienen como símbolo los chalecos amarillos, ya que aquellos que lo porten están en contra del ‘gasolinazo’.

¿Qué lograron las protestas?

De acuerdo con sondeos de medios de comunicación, al menos el 70 por ciento de los franceses estaba a favor de las protestas por el aumento en la gasolina, incluso varios políticos también se mostraron en contra de la medida tomada por el presidente galo.

La magnitud de las manifestaciones, que le dieron la vuelta al mundo, consiguieron que Macron echara para atrás la medida, aunque solo será por seis meses el tiempo en el que no subirán las tasas en el combustible.

¿Qué son los chalecos amarillos?

El movimiento de los chalecos amarillos comenzó hace tres semanas, cuando la gente comenzó a portar esta prenda como símbolo de protesta por el gasolinazo. Así tomaron las calles, pero las manifestaciones fueron más allá cuando hubo quema de vehículos, saqueo, se bloquearon gasolineras y hubo pintas en el Arco del Triunfo.

El Ministerio del Interior Francés reportó que el fin de semana hubo al menos 136 mil personas en las calles de Francia en apoyo al movimiento, aunque más de 300 manifestantes fueron arrestados.

La prensa internacional indica que el alza en el precio de los combustibles afecta sobre todo a aquellas habitantes que viven en las afueras de la capital francesa y que tienen que desplazarse todos los días en auto para llegar a su trabajo.

¿Qué opinas de lo que ha ocurrido en Francia?

#SGS

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.