#OSeaCómo: La funcionaria que viste de lujo para combatir la pobreza


Vestir bien no es un delito ni un pecado.

Y mucho menos es un problema si los vestidos, bolsas, relojes, tacones y joyas son compradas con el sueldo que el funcionario público desquita con su gran esfuerzo para servir a los ciudadanos. (En ocasiones, esto sería sarcasmo).

Pero por la época en la que vivimos, parece que no es bien visto que una funcionaria pública, se pasee con vestidos, bolsas y joyas de diseñador frente a la gente más pobre de Jalisco.

Puede ser que haya algo de envidia, de misoginia o simplemente, que Gloria Judith Rojas Maldonado, le falte tantito sentido común.

O tal vez no…

El punto es que la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Jalisco, es cada vez más estigmatizada como #LadySedesol.

Así ha ocurrido desde 2014, cuando asumió el cargo, pero cada vez le cargan más ‘muertitos’, como que pasó de ser una simple ‘porrista’ de funcionarios priistas, para luego convertirse en diputada local y finalmente dar el salto a delegada de una dependencia federal, cargo que ostenta actualmente.

Ella, por supuesto, se ha defendido.

“Es un tema trivial”, llegó a señalar al respecto de las críticas sobre su forma de vestir.

“No está peleado el trabajo con la feminidad”, dijo en junio de 2014, la primera ocasión que fue objeto de críticas tras una publicación de Reporte Índigo.

Otro sitio, Cuna de Grillos, dedicado a explorar el lado ‘personal’ de los políticos, realizó incluso un comparativo de sus vestimentas.

Y recientemente, Eje Central, del periodista Raymundo Riva Palacio, retomó su estima de #LadySedesol, añadiendo el hecho de que la funcionaria, según datos a los que tuvieron acceso, no cuenta con cédula profesional, por lo que debería ser impedida para realizar gestiones como delegada de la Sedesol en Jalisco.

“De acuerdo con el Registro de Servidores Públicos de la Secretaría de la Función Pública y en la Plataforma Digital del Centro de Información del Programa de Empleo Temporal del gobierno federal y al Registro Nacional de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública, Rojas Maldonado no tiene cédula profesional que la acredite como licenciada en Administración de Empresas”, señaló Eje Central este sábado 29 de abril.

Previamente, había enumerado que la funcionaria debería contar con Cédula Profesional para estar autorizada para, por ejemplo, aprobar, ejecutar, supervisar y evaluar las inversiones para obras y servicios del gasto público federal, dar seguimiento a la aplicación de los apoyos financieros transferidos al estado, llevar el registro presupuestal ejecutar, dar seguimiento y evaluar programas operativos, elaborar diagnósticos sobre problemáticas que atiende la Secretaría, y asesorar y proporcionar apoyo técnico a organizaciones sociales y autoridades.

“La funcionaria percibe un salario base de 16 mil 762 pesos diarios traducidos en 85 mil 484 pesos mensuales, ya con deducciones fiscales”, señala Eje Central.

¿Otro caso más de compadres en la política?

¿O se está exagerando?

EXTRA: Cuando era diputada, presentó una iniciativa para promover la muerte anticipada, aunque parece que ‘se le iba el avión’. Chequen este video, a partir del minuto 1:20

#GCR

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.