#Negreros: La prueba de que México está cerca de ser un país de ESCLAVOS


Ellos son los dueños de tu tiempo.

Quieren que seas puntual, rápido, que no desobedezcas, tengas excelente presentación, disponibilidad de horario, actitud propositiva y “tolerancia a la frustración”.

¿Y qué tal el sueldo? Una basura, ¿no?

Pues esa es la mexicana realidad que nos viene manejando el Índice Global de la Productividad Laboral de la Economía del INEGI, en el primer trimestre de 2017, y otras cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Según los números del INEGI, se ha incrementado el número de horas que trabajan los mexicanos, pero no aumenta la productividad laboral.

El INEGI dice que las horas trabajadas durante el primer trimestre de 2017 fueron 26,280 millones 701 mil 088 horas, más de mil 308 millones de horas a las registradas en el mismo trimestre de 2016.

Luego:

Cifras dadas a conocer por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) indican que en promedio, hoy los ingresos de los mexicanos son de a 233 pesos menos que en 2006 y sólo 159 pesos más que en 1994.

¿Cómo te quedó el ojo?

A eso, agrégale que el Observatorio de pobreza y desigualdad de las Universidades jesuitas de América Latina, emitió un informe donde se indica que el salario mínimo de México es cinco veces menor de lo que debería ser para que una familia se ubique por arriba de bienestar mínimo.

TAL VEZ TE INTERESE: Lo que debes saber del nuevo aumento al salario mínimo

Ahora haz cuentas: entre más horas trabajas, menos ganas.

¡KABOOM, mi querido godínez! Y tú que te sentías bien “estable” en tu empresa.

Ahora niega que México está no a menos de un paso para ser un auténtico país de esclavos, ¿qué no?

#CK

TE RECOMENDAMOS:

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.