Las 15 frases de Javier Duarte que hundirían a Peña Nieto y a Osorio Chong


Parece que el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, no quiere estar solo en la cárcel y está dispuesto a brindar información que pueda servir a la Fiscalía General de la República (FGR) en las investigaciones que lleva a cabo sobre corrupción, tanto así que ya inició.

En una entrevista que concedió al diario Reforma, desde el Reclusorio Norte, Duarte aseguró que el expresidente Enrique Peña Nieto le regaló dinero por un “cargo de conciencia” que tenía y que ese dinero lo utilizó para pagar una extorsión al entonces titular de la PGR, Alberto Elías Beltrán y al subprocurador Delitos Federales, Felipe Muñoz Vázquez.

Ese dinero también sirvió para que le reclasificaran el delito de delincuencia organizada a asociación deliciosa, con lo cual su condena sería más baja, además de que serviría para poner a salvo a su familia. Aquí un recuento de las frases más polémicas de Javier Duarte:

“El dinero que entregué (en la extorsión) fue dinero que me dio el expresidente Enrique Peña Nieto. Me lo entregó a través de un amigo y se lo entregaron a mi hermano (Cecil Duarte)”.

“O sea, el mundo al revés, me dio dinero el ex Presidente Peña para poderle dar un soborno a sus propios funcionarios”.

“(A mi hermano) le entregaron el dinero, este amigo, de parte del presidente dijo: ‘el presidente está muy consternado, está muy triste por la situación que vive su hermano y pues ojalá esto le sirva para poder resolver algo de lo que tiene allí'”.

TE PUEDE INTERESAR: El escándalo con el que Duarte salpica a Osorio Chong y a la PGR

“Yo después le escribí una carta al Presidente y le dije lo siguiente: ‘Presidente, con todo respeto, es algo verdaderamente bizarro, es algo fuera de la realidad lo que estoy viviendo, usted me apoya con algo y eso es lo que estoy pagándole, lo que me están pidiendo sus propios subalternos”.

“(Peña me ayudó) por el cargo de conciencia que tiene, todas las chingaderas que me hicieron. Todas las cosas que me fabricaron. A ver, pregunto, ¿qué prueba hay en contra mía? (…)  ‘Duarte el corrupto, Duarte el malo, Duarte el cabrón’. ¿Y dónde está el dinero que me robé?”.

“Me siento agraviado por la cacería y la persecución y el linchamiento público descomunal al que me sometió la administración pasada. Contra mí, que no hay una sola prueba, por llamarme Javier Duarte y por lo atractivo que fui políticamente hablando”.

“Soy un chivo expiatorio para poder desviar la atención después de todo el escándalo que había en su Gobierno, dijeron ‘pues vamos a fregarnos a un gobernador popular, y así nos lavamos la cara y vean que el PRI también mete a la cárcel a sus propios correligionarios’. Pero, fue una tontería porque lo único que hicieron fue echarse la soga al cuello, fue peor”.

Duarte también habló sobre el exsecretario de Gobernación y ahora senador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong. “Él fue el que me pidió que me separara de mi cargo, de entrada, por instrucciones del presidente, me dijo.

“No fue amenaza, simplemente me dijo: ‘Javier, te pide el Presidente por mi conducto que por favor pidas licencia, ya es tiempo que te separes, el clima de crispación entre tú y Yunes es muy fuerte y queremos estabilidad política en una transición tersa y si tú sigues allí no podrá ser posible, te vamos a cuidar, no vas a tener ningún problema, todo está bien'”.

“Yo le dije: A ver, yo no tengo ningún problema, sepárenme, nada más amárrenle las manos al pinche loco de Yunes, porque está loco y es un cuate que viene enfermo”.

“Este cuate nada más lo único que trae es una venganza contra mí, yo le gané hace seis años. ‘No te preocupes, te vamos a cuidar, te vamos a proteger’, me decía”.

“(La captura en Guatemala) fue una negociación, en donde me dijeron: ‘te tienes que entregar antes de la elección del Estado de México, porque de lo contrario no va a funcionar. Y a cambio dejamos a tu familia en paz y tú te entregas’. Fue directamente el Gobierno federal, a través del Secretario de Gobernación”.

Duarte abandonó su cargo en el gobierno de Veracruz el 12 de octubre del 2016 y el 15 de abril del 2017 fue capturado en Guatemala como parte de la negociación con Osorio Chong, tres meses antes de las elecciones en el Estado de México, en las que ganó el priista Alfredo del Mazo.

Cuando llegó a México fue acusado de delincuencia organizada, pero le reclasificaron el delito. En septiembre del 2018 se declaró culpable y alcanzó una condena de nueve años, pero podría salir de prisión en el 2021, cuando vaya la mitad de la condena, bajo supervisión.

En la entrevista, Javier Duarte también negó las acusaciones contra su esposa, Karime Macías, quien es acusada de fraude de 112 millones de pesos. Ella vive, actualmente, en Londres con su familia y no se entregará a las autoridades.

TE PUEDE INTERESAR: Javier Duarte se declara culpable; esta es la condena que tendrá que pagar

“¿Entregar de qué? Es otra ridiculez. La acusan de un delito que materialmente es imposible que haya podido hacer. Ella no manejaba recursos públicos, no fue funcionaria pública, tenía un cargo honorario, no tenía bajo su cargo a ningún funcionario, a nadie. Era simplemente mi esposa”.

“Es una persecución inédita, sin precedente lo que hemos tenido mi familia y yo. Y por supuesto que tiene que estar en un lugar donde esté salvaguardada, donde puedan estar mis hijos, que son tres niños menores de edad ¡Por favor! Que puedan estar viviendo en paz, que puedan estar lejos de toda esta cochambre, de toda esta cosa que ha sido una carnicería”.

De paso, Javier Duarte dijo que no tenía relación con Juan Janeiro Rodríguez, quien cooperó con la entonces PGR. “Con él nunca tuve relación, él trabajaba para Moisés Mansur. Pues como todos, cuando se vieron involucrados en ésto, pues ahora sí que me inculparon a mí porque evidentemente yo era la llave para que ellos fueran exculpado”.

¿Qué opinas de sus declaraciones?

POR SI NO LO VISTE:

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.