#Fraude: El monopolio que roba con los medidores de luz de tu casa


Este robo lo has visto reflejado en cada centavo en tus recibos.

Y apenas lo van a investigar.

Resulta que la Comisión Federal de Competencia Económica, la Cofece, abrió una investigación por denuncia, por ‘posibles prácticas monopólicas absolutas en el mercado de la producción, distribución y comercialización de watthorímetros’, mejor conocidos como medidores de luz, que tú y casi todos los mexicanos tenemos en nuestros hogares, y que fueron adquiridos por la Comisión Federal de Electricidad, la CFE.

Un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, que deriva de la información proporcionada por el denunciante, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), indica que la Cofece tuvo conocimiento de estos hechos que desembocaron en la posible realización de prácticas monopólicas absolutas previstas por el artículo 53 de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE).

“Por consiguiente, esta Comisión cuenta con elementos suficientes para el inicio de una investigación, en términos de los artículos 66 y 71 de la LFCE”.

Este acuerdo indica que el periodo de la investigación no será menor a 30 días hábiles, ni excederá de 120 días hábiles contados a partir del 18 de septiembre de 2017, y podrá ser ampliado hasta por cuatro ocasiones.

Hace unas semanas, en Quinto Poder te informamos de la mafia y los negocios turbios que andan haciendo con los medidores, y ahora lo confirmamos:

TE PUEDE INTERESAR: #Trampa: La mafia que controla los medidores de luz que funcionan en tu casa

 

La Cofece informó que en los últimos 10 años, la CFE destinó más de 15 mil millones de pesos a la adquisición de watthorímetros a través de diversos procesos de compra pública.

“La aplicación eficiente de sus recursos económicos en la adquisición de los bienes y servicios que necesita para su operación resulta relevante, pues además de tener un papel vital para México, se encuentra en un momento clave de la reforma energética.

“Las compras públicas son un sector vulnerable a posibles prácticas ilícitas, como las prácticas monopólicas absolutas, en tal sentido, la competencia genera incentivos para que las empresas vendan al Gobierno bienes, servicios y obras de la mejor calidad a los menores precios posibles”.

Así las cosas.

¿Y sabes quién termina pagando el pato?

Tú, en tu recibo.

#CK

TE RECOMENDAMOS:

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.