#Consentidos: La relación entre el socavón, la Estela de la Luz y Salinas


Con la abertura del socavón el Paso Exprés de Morelos salió todo el COCHINERO que se ha juntado desde el sexenio de Carlos Salinas.

Resulta que Aldesa-Epccor, una de las empresas que construyeron esta obra desechable, es propiedad de los hijos de Juan Diego Gutiérrez Cortina, dueño de la empresa Gutsa, una de las consentidas de Salinas y Felipe Calderón.

En el sexenio del pelonchas el empresario Gutiérrez Cortina fue uno de los beneficiados con el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), considerado el mayor desfalco al país en las últimas décadas.

Durante años esta empresa disfrutó de millonarios contratos hasta que en 2007 fue inhabilitada debido a que no cumplió con la rehabilitación de la Autopista del Sol.

Como en México los presidentes no “tienen memoria”, el gobierno de Calderón le dio el contrato a Gutsa para construir la ‘Suavicrema’ de la Ciudad de México, cuyo costo se disparó  en 400 millones de pesos.

En 2013 la Auditoría Superior de la Federación le dio un jalón de orejas al gobierno, así que a las Secretaría de la Función Pública no le quedó de otra que inhabilitar OTRA VEZ a Gutsa.

Pero la familia Gutiérrez no se quedó de brazos cruzados y buscó la forma para seguir sangrando el erario, sólo que ahora a través de la empresa Aldesem-Epccor, propiedad de José Miguel, Juan Diego e Ignacio Gutiérrez Sainz.

Bajo su nuevo disfraz, los Gutiérrez ha recibido contratos millonarios por parte del gobierno actual, aparte del Paso Exprés.

Por ejemplo, estuvo a cargo de siete puentes y 11 túneles en la supercarretera Durango- Mazatlán, donde se han reportado derrumbes y desperfectos.

Obtuvo el contrato del Túnel Emisor Poniente II en el Estado de México y tienes las concesiones de las autopistas de Siglo XXI en Morelos y la de Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal, en Chiapas.

Por si esto no bastara, también participará en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y se llevará al menos dos mil 500 millones de pesos.

¿Casualidad o gato encerrado?

Esta es la prueba de que ser amiguito de los presidentes sí deja y mucha lana, aunque las obras estén mal hechas.

#GV

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.