#Indignante: El pueblo donde esclavizan y venden a las niñas al mejor postor


Aunque pudiera sonar extraño y que se trata de una aberración que ocurre en países muy lejanos, la historia de terror que te vamos a contar es una práctica muy común en la montaña de Guerrero.

En esta región los hombres llegan a pagar hasta 180 mil pesos por tener una esposa.

La mayoría de las veces, son niñas las que son puestas a la venta. Tienen entre 14 y 15 años.

Ellas no tienen posibilidad de elegir, son sus padres los que deciden a quien se las venderán. O, en su defecto, los padres los que les buscan una mujer a sus hijos.

El municipio donde se da más esta práctica, según una investigación de El Universal, es Metlatónoc, uno de los lugares más pobres del país.

En su informe anual 2017, ‘Tlachinollan’, una organización que busca erradicar esta práctica, destaca que esta práctica atenta contra el cuerpo y la dignidad de las mujeres.

“La dote tradicional ha trastocado la integridad y seguridad de las niñas, adolescentes y mujeres indígenas, porque la escencia de esta práctica ancestral se ha transformado a un intercambio comercial que se da entre dos partes, lo que podría derivar en el delito de trata de personas”, señala el documento.

Sin embargo, a los pobladores parece no importarles y lo siguen haciendo, pese a que las niñas se opongan.

Se calcula que en los últimos 17 años, unas 300 mujeres se han visto obligadas a contraer matrimonio con una persona que no querían.

Y lo peor es que los padres, en vez de oponerse, apoyan esta práctica, pues para ellos, ese pago representa una recompensa por los gastos que tuvieron con su hija durante su infancia.

¡No tienen perdón!

¿Qué te parece?

¿Algún día se acabará este tipo de prácticas?

#OEG

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.