Gobierno mexicano lo rechaza y ahora triunfa en el extranjero


Esta historia es una de las ‘metidas de pata’ que ha hecho el gobierno mexicano en los últimos años.

Christian Peñaloza es un mexicano talentoso que pidió ayuda para desarrollar su proyecto, pero cinco veces fue rechazado. En Japón decidieron apoyarlo, con 100 mil dólares y, ahora, triunfa en el mundo.

“Es muy complicado. Busqué fondos de investigación, pero no recibí el apoyo que buscaba. Metí cinco aplicaciones al Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) y ninguna pasó. Un proyecto que envié al Instituto Nacional del Emprendedor tampoco pasó”, dijo a El Universal.

Peñaloza trabaja desde hace dos años en AURA, un dispositivo que procesa las señales del cerebro, los músculos y el corazón, y los convierte en acciones concretas. Esta tecnología le ha permitido importar a todas parte del mundo, para que universidades y empresas puedan hacer estudios.

“Facebook está trabajando para que la gente escriba con el pensamiento. Nissan anunció un carro que recibe señales cerebrales para evitar accidentes. Jugadores muy importantes le están apostando a esto. Es el futuro”, comenta Christian.

Pese a que en nuestro país el gobierno le negó ayuda, no se olvida de nuestro país y ya trabaja en un nuevo proyecto, un robot humanoide para ayudar a adultos mayores con demencia a mejorar su movilidad en terapias físicas, en colaboración con el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada.

“Ésta es la forma en la que puedo contribuir, cambiar el paradigma de la fuga de cerebros a la circularidad del conocimiento. Es amor por México. Me gusta sacar adelante al país”, sentencia.

¿Hasta cuándo el gobierno mexicano apoyará al verdadero talento?

#EGO

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.