#AlMinuto: El líder del 68 que murió en medio del escándalo


La madrugada de este sábado murió este importante líder del movimiento estudiantil de 1968.

Aunque algunos lo recordarán nada más por sus recientes declaraciones y polémicas.

Se trata de Marcelino Perelló Valls, columnista del periódico Excélsior, académico de la UNAM y ex representante de la Facultad de Ciencias de la UNAM ante el Consejo Nacional de Huelga del 68.

Falleció la madrugada de este sábado a los 73 años, sin que sus familiares revelaran las causas de su deceso.

TE PUEDE INTERESAR: #Hazaña: Así logró un joven el puntaje perfecto en el examen de ingreso a la UNAM

En su sitio de Facebook, seguidores y amigos postearon dedicatorias a Perelló, a quien Radio UNAM canceló su programa “Sentido Contrario” al mofarse del abuso sexual a una menor de Veracruz por parte de un grupo de jóvenes de buena solvencia económica conocido como ‘Los Porkys’.

Durante la emisión del programa de radio ‘Sentido Contrario’, de Radio UNAM, el pasado 28 de marzo, Perelló declaró que “estamos construyendo un infierno”, porque en su época se hablaba de “esas muchachas a las que les dices ‘guapa’ y se ofenden”.

“Si te gusta no te hagas pendeja. Hay mujeres que sólo han sentido un orgasmo cuando son violadas. En los juegos sexuales son frecuentes las prácticas violentas. Hay un placer en ser forzado”.

Durante la emisión del programa de radio ‘Sentido Contrario’, de Radio UNAM, el pasado 28 de marzo el catedrático declaró que “estamos construyendo un infierno”, pues en su época se hablaba de “esas muchachas a las que les dices ‘guapa’ y se ofenden”.

“Si te gusta no te hagas pendeja. Hay mujeres que sólo han sentido un orgasmo cuando son violadas. En los juegos sexuales son frecuentes las prácticas violentas. Hay un placer en ser forzado”.

Después, fue cuestionado por un locutor sobre qué opinaba de “la otra chava a la que le metieron los dedos”, cuyo agresor, Diego Cruz, obtuvo un amparo con el que podría quedar libre, contestó que “meter los dedos no es para armar un desmadre estrepitoso”.
Perelló dijo que la violación implica necesariamente penetración con pene, pues “sin verga no hay violación. Con palos de escoba, dedos y vibradores no hay violaciones”.

En este sentido, aseguró que ni en un abuso sexual hay que “desgarrarse las vestiduras”.

Finalmente, comentó que “el meterle los dedos a una mujer por cualquier orificio cuando ella no quiere debería estar penado”, pero dejó claro que, de acuerdo a su concentrado machismo y sexismo, sólo se le puede llamar violación cuando existe la presencia de un pene. un placer en ser forzado”.

Así las cosas.

Toda la historia de lucha echada al hoyo por unas palabras fuera de lugar.

Descanse en paz.

#CK

TE RECOMENDAMOS:

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.