Confinamiento afectó a personas con trastorno alimenticio
Bienestar

La pandemia complica los trastornos de conducta alimentaria

Las personas que enfrentan retos en sus hábitos alimenticios podrían tener mayores dificultades para lidiar con ellos en este periodo

Por Jennifer Juárez

-

Las personas con trastornos de la conducta alimentaria podrían estar experimentando dificultades para lidiar con los síntomas, especialmente ahora que están más en casa por la pandemia, señalan especialistas.

"Estar más en casa, para las personas que tienen algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria, puede ser un problema, porque sienten que son más controladas a la hora de comer y esto puede suponer un estrés para ellas y un aumento de su situación”, explica, en entrevista con Quinto Poder, Ana María Feire Veiga, investigadora y docente de la Universidad Pompeu Fabra, quien se dedica a estudiar correlaciones entre la salud mental y las publicaciones en redes sociales.

Freire crea algoritmos que analizan millones de posts de redes sociales como Twitter y, en función de sus características, determina qué usuarios podrían estar en riesgo de padecer un trastorno mental.

Estar más en casa, para las personas que tienen algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria, puede ser un problema. / FOTO: Flickr

Muchos hemos cambiado nuestra alimentación durante la pandemia, y no siempre para bien, pero el confinamiento ha impactado a las personas que presentan trastornos de la conducta alimentaria especialmente en sus relaciones con sus familiares.

“Estar más en casa, para las personas que tienen algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria, puede ser un problema, porque sienten que son más controladas a la hora de comer y esto puede suponer un estrés para ellas”, dice la investigadora, quien participa en un equipo multidisciplinario de informáticos, científicos de datos, psicólogos y psiquiatras.

De hecho, en la época de vacaciones de invierno aumentó el interés de los perfiles susceptibles a trastorno alimenticio, según datos de la investigación de Freire, quien participó en una campaña de ayuda a usuarios de redes sociales que podrían estar en situación de crisis.

La mayor parte de anuncios vistos fueron el 25 de diciembre y el 1 de enero, que son especialmente los días en los que hay más comida familiar. Entonces, es muy posible que este tipo de fiestas y el hecho de estar más en casa y que la gente joven salga menos y tenga que estar desayunando, comiendo y cenando en casa, esté agravando esta situación, dice Freire.

Siete de cada 10 personas cuyas publicaciones en redes sociales se asocian con riesgo de trastorno de la conducta alimentaria son mujeres, según datos de su investigación. La mayoría son adolescentes, de 13 a 20 años.

Una de las tendencias que arrojan sus investigaciones es que algunas personas excesivamente preocupadas por bajar de peso muestran gran interés en el veganismo y el vegetarianismo.

FOTO: Flickr

"Psicólogos nos dijeron que a veces un trastorno alimentario se escondía detrás de una tendencia al veganismo (…) Estaban perfectamente adaptadas a la dieta vegana, pero por detrás escondía un trastorno”.

Otra característica es el interés desmedido por temas como el ejercicio extremo y la pérdida de peso extrema.

Un fenómeno mundial 

Los resultados de la investigación de Freire coinciden con los de otros equipos académicos.

Casi nueve de cada 10 personas (87%) que experimentan trastornos alimenticios dijeron que sus síntomas habían empeorado durante la pandemia, según un estudio reciente de la Universidad de Northumbria publicado en la revista científica Journal of Eating Disorders.

Los investigadores entrevistaron a personas que habían sido diagnosticadas con un trastorno de la conducta alimentaria y los pacientes dijeron experimentar sentimientos de tener menos control y menos sentimientos de apoyo social. Al mismo tiempo que sentían más aislamiento social y más pensamientos sobre trastornos alimentarios.

Finalmente, un tercer estudio relacionó el bullying por temas relacionados con el peso con los síntomas de las personas durante la pandemia.

Las personas que habían experimentado estigmatización (burlas o agresiones) relacionadas con su peso podrían ser más vulnerables a la angustia y dificultades para mantener una buena alimentación durante la pandemia, según el estudio publicado en la revista científica Annals of Behavioral Medicine, de la Sociedad de Medicina Conductual. 

Un estudio relacionó el bullying por temas relacionados con el peso / FOTO: Healthy Children 

En dicho estudio, se encuestó a 584 individuos con un promedio de edad de 24.6 años y un índice de masa corporal de 28.2 (dentro del rango de sobrepeso). Los datos fueron recolectados en abril y mayo de 2020, cuando las medidas de confinamiento y distanciamiento social fueron más fuertes.

Aquellos que habían sido estigmatizados por su peso presentaron mayores niveles de síntomas de depresión, estrés, comer como método de recompensa para soportar situaciones difíciles y riesgo de atracones.

Si quieres mejorar tu alimentación, consulta estos cinco cursos gratis sobre nutrición de las mejores universidades.

En esta nota

  • Salud
  • Pandemia
  • Trastorno alimenticio
  • COVID-19
  • Nutrición
  • Alimentación
  • Covid-19

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Recibe la información más relevante todos los días.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Más de Bienestar