Abuso sexual infantil
Tendencias

¿Cómo identificar cuando una niña o niño está siendo víctima de abuso sexual?

La violencia sexual contra niñas y niños repercute en su crecimiento, provocando compartamientos emocionales dañinos desde el momento en que son abusadas sexualmente. Ante esta problemática, las autoridades mexicanas no han podido brindar garantías a la niñez. 

Por Berenice Chavarría Tenorio

-

Depresión, trastornos del aprendizaje, ansiedad, conductas agresivas, baja autoestima o miedo generalizado, son sólo algunas de las situaciones que enfrenta una niña o un niño que es víctima de abuso sexual. 

Este tipo de violencia que se ejerce contra las y los menores de edad repercute en su crecimiento, provocando que en la edad adulta se desarrollen en mayor medida comportamientos emocionales y psicólogicos dañiños.

En ese sentido, México no es un país que brinde a las niñas y niños las condiciones necesarias para vivir seguros y libres de violencia, así lo demuestra la organización Aldeas Infantiles SOS, que colocó a nuestro país en el primer lugar de abuso sexual infantil, con 5.4 millones de casos por año. Sin embargo, esta cifra podría ser peor, pues por cada mil casos, sólo se denuncian 100. 

Además, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se calcula que 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños, sufren violación antes de cumplir la mayoría de edad. 

México es el país con más casos de abuso sexual infantil / FOTO: Flickr

¿Qué es un abuso sexual?

El abuso sexual es toda agresión física o psicológica contra la sexualidad de una niña o un niño, que afecte su bienestar y viole sus derechos para satisfacer los deseos de un adulto, detalla la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Puede o no incluir tocamiento genital o de otro tipo en el cuerpo del menor, que el agresor muestre sus órganos sexuales u obligar al niño a tocarlos, cualquier tipo de penetración o intento de ella con alguna parte del cuerpo o con objetos, realizar o enseñar pornografía al niño, que pueden ocurrir en un mismo momento o por separado, en una sola ocasión o durante un periodo prolongado de tiempo", de acuerdo con Un manual para la acción. Prevención de abuso sexual de niñas y niños de FAI Save the Children México.

¿Cómo identificar si una niña o niño son víctimas de abuso sexual?

La organización Aldeas Infantiles SOS destaca que niñas o niños dificilmente hablan de los abusos que viven por miedo a represalias, por culpa y por falta de confianza hacia su familia, ya que en ocasiones padres y madres ignoran a sus hijas o hijos. 

Por ello es importante que personas cercanas al menor de edad puedan identificar si están siendo víctimas de abuso sexual.

Pero ¿cómo identificarlo? La política estadounidense Lauren Book, fundadora y directora de Lauren’s Kids Foundation, organización que busca prevenir el abuso sexual infantil y ayudar a los sobrevivientes en su proceso de recuperación, destacó los siguientes puntos:

  • Manchas de sangre en pañales o ropa interior
  • Moretones inexplicables
  • Si muestran nerviosismo al visitar o ver a un adulto en específico
  • Conductas regresivas: si el niño tiene pesadillas, se orina en la cama o se chupa el dedo 
  • Si tienen dificultad al caminar o dolores físicos

También, de acuerdo con el Protocolo de Prevención del Abuso Sexual Infantil a Niñas, Niños y Adolescentes, del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, publicado en 2017, las primeras señales de alerta son:

  • Cambios bruscos de estado de ánimo
  • Irritabilidad y rebeldía
  • Miedo generalizado
  • Baja autoestima
  • Bajo rendimiento escolar
  • Dificultades de atención y concentración
  • Conductas agresivas
  • Rechazo a figuras adultas
Los delitos sexuales pueden también ser cometidos por personas que no tienen parentesco con el niño o la niña. / FOTO: Galo Cañas (Cuartoscuro)

Por su parte, la organización Red por los derechos de la infancia en México, (REDIM), también destaca que las niñas o niños que han sido agredidos sexualmente pueden presentar estos signos:

  • El niño o la niña puede referir cosas que indican que alguien ejerció violencia sexual contra él. Aunque a veces el testimonio del niño/a no sea claro, "escuche con atención y no presione al niño para que le cuente lo que le sucede". 
  • El niño o la niña saben demasiado de sexo para su edad
  • Dibujos: hacer de los genitales la característica más predominante en sus dibujos
  • Simular constantemente posiciones de coito con o sin ropa
  • Juegos o comportamiento agresivos persistentes, o empleando palabras obscenas. 

Consecuencias a mediano y largo plazo

La autora del protocolo Protocolo de Prevención del Abuso Sexual Infantil a Niñas, Niños y Adolescentes, Rosa Angélica Gil Rivera, destaca:

La violencia sexual repercute profundamente en la salud física y emocional del menor; al igual que las lesiones, se asocia a un mayor riesgo de diversos problemas sexuales y reproductivos con consecuencias que se manifiestan tanto de forma inmediata como muchos años después de la agresión".

Por lo que las consecuencias a mediano y largo plazo de no identificar, frenar y atender el abuso pueden ser: 

  • Trastorno depresivo
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos del sueño como terrores nocturnos e insomnio
  • Trastornos de la conducta alimentaria, distorsión del desarrollo sexual
  • Temor a la expresión sexual
  • Intentos de suicidio o ideas suicidas
  • Problemas escolares
  • Trastornos del aprendizaje
  • Huidas del hogar
  • Deserción escolar e inserción en actividades delictuales
  • Consumo de drogas y alcohol
  • Disfunciones sexuales
  • Relaciones familiares conflictivas
Las niñas y niños víctimas de abuso tienen ideas recurrentes de autodestrucción o suicidio / FOTO: Flickr

¿Dónde y cómo denunciar?

La Red por los Derechos de la Infancia destaca lo siguiente: 

Cuando el delito acaba de ocurrir ES MÁS FACIL ENCONTRAR PRUEBAS, por lo que se recomienda no lavar la ropa de la niña o niño y tampoco bañarlo. 

Pero si pasaron más de 72 horas de la agresión, es recomendable ir primero con un especialista médico o psicólogo y posteriormente denunciar.

Ante todo, procure mantener la calma frente al niño/a, para evitar dañar más su esfera emocional; procure explicarle que lo que le pasó no es su culpa y que usted evitará que le sigan haciendo daño, explicarle que es importante que vayan a contárselo al Ministerio Público para que él y la policía puedan protegerlo y evitar que su agresor vuelva a lastimarlo/a", detalla la organización.

Se recomienda asistir al Ministerio Público más cercano. Si te encuentras en la Ciudad de México puedes comunicarte a estos número telefónicos.

También puedes recibir apoyo legal y psicológico de la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (ADIVAC), teléfonos: 56827969  55434700.

En esta nota

  • Violencia
  • Abuso sexual
  • Aldeas Infantiles SOS
  • UNAM
  • Save the Children México
  • DIF

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Recibe la información más relevante todos los días.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Más de Tendencias