#NoEsBroma: Las mujeres que se pelearon por el amor y el hueso de un alcalde


Si creías que la política mexicana no podía estar más enlodada, te tenemos malas noticias; pues parece que nuestros políticos se pelean por ver quién puede caer más bajo… Como este alcalde que seguro se siente entre la espada y la pared

Su nombre es Carlos Colli Cuevas, alcalde electo de Escárcega, Campeche; que al parecer no sólo tiene la difícil misión de decidir quién es la dueña de su corazón, sino quién será la primera dama de ese municipio.

No, no es una novela, ni un mal chiste… Es México.

Resulta que después de que este angelito resultara electo, se desató una batalla en redes sociales entre Fabiola Colín, esposa del priista; y Brendali Martínez, supuesta amante del “codiciado” político; pues las dos se declararon primera dama “legítima” de ese municipio.

Y es que las dos mujeres de este triángulo amoroso publicaron en sus redes sociales fotos acompañadas por Carlos Colli y ambas agradecieron el honor y gratitud hacia el pueblo por darles el título de primera dama.

La primera en soltar el derechazo fue la esposa, que aseguró que la legitimidad se la daba el amor del pueblo de Escárcega:

Y la supuesta amante, Brendali Martínez contraatacó y dijo que como primera dama, le iba a callar la boca a toda la bola de envidiosos que habían hablado mal de ella:

Mientras Fabiola Colín recibió mensajes de apoyo en Facebook, Brendalí Martínez recibió muchas criticas por su mala ortografía y por sus comentarios, tanto así, que cerró su perfil.

Por su parte, al flamante alcalde, Carlos Collí, prefirió no meterse en broncas y no tomó partido en este duelo de amor.

Este triángulo amoroso y lucha de poder incluso traspasó fronteras, pues medios internacionales como ‘La Nación’ de Argentina y la cadena RT de Rusia, retomaron el curioso escándalo de amor y poder.

#EVM

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

cargando…
Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.