#FueHorrible: La triste historia del precio de la gasolina durante 2016


La gasolina tendrá un espantoso comienzo de año 2017 al aumentar casi un 20% su precio actual.

A partir del 1 de enero y hasta el 3 de febrero pagarás 15.99 pesos por la Magna; 17.79 por la Premium y 17.05 por el diésel. En la primera quincena de ese mes habrá dos cambios en los precios, pero desde el 18 de ese mes, los ajustes se harán diariamente.

Captura_de_pantalla_2016-12-27_a_las_7.27.30_a.m.

Captura_de_pantalla_2016-12-27_a_las_7.27.51_a.m.

Pero hay que recordar que 2016 tampoco fue un buen año para el combustible.

Según la Secretaría de Hacienda- encargada de determinar su costo mensualmente de acuerdo con el mercado internacional- en enero los precios serían 3% más bajos respecto a 2015.

La gasolina Magna costaba 13.16 pesos por litro, la Premium en 13.98, mientras que el diésel tuvo un costo de 13.77 pesos, al disminuir 41, 40 y 43 centavos respectivamente comparados con el mismo periodo del año anterior.

Pero en febrero Peña Nieto anunció que desde abril cualquier empresa podría importar el combustible a nuestro país, ocho meses antes de lo previsto en el calendario de la Reforma Energética.

Durante ese mes y en marzo los precios se mantuvieron, pero a partir de abril la Magna, la Premium y el diésel comenzaron a subir.

Primero fueron dos centavos para la Premium. Y aunque en mayo regresó a su precio inicial, en junio llegó a los 14.03 pesos debido a que en Estados Unidos su costo estaba por arriba del promedio de referencia.

Y pese a que, en enero de 2015, Peña Nieto aseguró que los precios ya no subirían, los aumentos ya no pararon.

meme1

En julio no fue sólo la gasolina del distintivo rojo la que subió de precio (34 centavos), también la Magna (24 centavos), es decir que en ese mes los usuarios tuvieron que pagar 14.37 y 13.40 pesos por litro. El único que se mantuvo sin cambios fue el diésel.

Pemex explicó que el alza se debió a que la cotización del petróleo se recuperó.

En agosto llegó ooootro gasolinazo, pero ahora sí fue parejo. La Magna subió 56 centavos (13.96 pesos por litro), la Premium 44 centavos (14.81 pesos) y el diésel por primera vez en el año tuvo un aumento de 21 centavos (13.98 pesos).

Un mes después la gasolina no tuvo un aumento taaan significativo como los meses anteriores. La Magna sólo aumentó dos centavos y la Premium se mantuvo, pero el diésel subió 47 centavos, con lo que su nuevo costo fue de 14.45 pesos por litro.

Para octubre, nuevamente el diésel tuvo un aumento de precio que llegó a los 14.63 pesos, mientras que la gasolina Premium y Magna se mantuvieron sin cambios.

Aunque en ese mes ya se venía venir lo que le esperaba a los mexicanos para 2017, ya que la comisión de Hacienda del Senado aprobó la propuesta de Peña Nieto de adelantar la liberación de los precios de la gasolina el próximo año y no en 2018, como se estableció inicialmente en la Reforma Energética, y entonces sería la Comisión reguladora de energía la encargada de establecer los precios del combustible.

También en octubre, la Secretaría de Hacienda anunció lo que parecía una buena noticia: que en noviembre no habría un nuevo aumento en los precios, pero no creas que fue porque se apiadaron del bolsillo de los mexicanos.

La decisión fue tomada debido a que los costos habían llegado al límite de la banda de precios que establecieron en diciembre de 2015. Lo mismo ocurrió a principios de diciembre.

Pero no porque en diciembre no aumentara el precio la cosa quedó ahí.

Desde hace algunos días el combustible comenzó a escasear en al menos cuatro estados: Aguascalientes, Zacatecas, Guanajuato y Michoacán.

Usuarios de redes sociales comenzaron a reportar que no había gasolina en las estaciones. Pemex se justificó diciendo que esto se debía a que el mal tiempo impidió su desembarque.

Y aunque se comprometió a resolver el problema, este fin de semana continúo. Pero ahora, según la petrolera, la escasez fue porque el ducto Salamanca-Aguascalientes se vio afectado por tomas clandestinas y los consumidores empezaron con las compras de pánico.

memes-gasolina-2

Y aunque el problema persiste y ya también afectó a Puebla, San Luis Potosí y hasta Querétaro, Pemex dice que no hay crisis por el combustible, como declaró la Asociación Mexicana de Gasolineros (Amegas), al asegurar que había sido por la baja producción en las refinerías.

Además, el director general de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta, pidió detener las compras de pánico y alertó a quienes lo han hecho del riesgo de accidentes que existe al almacenarla.

Pero aunque 2016 terminará pronto, parece que las malas noticias para la gasolina o mejor dicho, para sus consumidores, no lo harán.

TE RECOMENDAMOS

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.