#DeTerror: Historias macabras que han salpicado a la UNAM


Nuestra Máxima Casa de Estudios ha dejado de ser un lugar seguro, pues más de una vez ha sido escenario de una historia de horror.

La mañana del miércoles, personal de vigilancia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) encontró el cuerpo de una joven atada a una caseta de teléfono público en los jardines de la Facultad de Ingeniería, en la Ciudad de México.

Por la  tarde, la institución informó a través de un comunicado que el caso ya estaba en manos del Ministerio Público y condenó el hecho.

“La Universidad expresa su repudio a cualquier tipo de ilícito cometido en sus instalaciones, mantendrá su disposición a colaborar con la autoridad competente y estará atenta a los resultados de las investigaciones”.

Este jueves el cuerpo fue identificado por su supuesto novio. Dijo que la joven se llamaba Lesby, tenía 22 años, vivía por la zona, y no era alumna de la UNAM, pues se dedicaba a pasear perros y tenía un problema de alcoholismo.

Sin embargo, las autoridades sólo han podido confirmar que la joven no era alumna de la UNAM, por lo que no descartan un feminicidio ni la relación con la muerte de otro joven de 22 años que fue encontrado en la delegación Tlalpan en otra caseta telefónica con las mismas señas con las que fue hallada muerta Lesby. ¿Casualidad?

La comunidad universitaria se mostró preocupada por lo que sucedió, así que este día se realizarán diversas actividades para exigir seguridad.

Y tú ¿qué crees que fue lo que pasó?

¿Regresará la tranquilidad a CU? Pues hay que recordar que esta no es la única vez que la UNAM se ve involucrada en situaciones como esta.

ASESINATO DE UN MAESTRO

A finales de septiembre de 2016, el maestro de Derecho de la UNAM, Vidal Zavala Rosas, fue encontrado muerto y sepultado en el patio trasero de su casa en Paseos del Sur, en Xochimilco.

TE PUEDE INTERESAR: #Indignante: La razón de unas alumnas para estar contra su profesor

En su momento, la UNAM también emitió un comunicado.

“La dirección de la Facultad ha mantenido coordinación con el licenciado Rodolfo Ríos, procurador general de justicia de la Ciudad de México, y le ha solicitado que las investigaciones del caso se lleven con eficacia y profesionalismo”.

Dos semanas después las autoridades localizaron en Veracruz a Víctor Rosas, quien se presume fue uno de los tres agresores que mataron al maestro para cobrar un cheque de un millón de pesos de un crédito hipotecario… y que además era su exalumno.

ROBO Y VIOLENCIA EN LA FACULTAD DE POLÍTICAS

El 26 de mayo de 2016, Janet entró al sanitario de mujeres y experimentó una de las peores experiencias de su vida.

 “Escuché la voz de unas chicas que iban pasando afuera pero no entraron al baño. Estaba sola, pasaron menos de 5 minutos y de pronto sentí como una mano me empezó a tocar de la nalga a la rodilla de la pierna izquierda”.

A pesar del miedo, la joven salió en busca de su agresor, pero ya no lo encontró, por lo que acudió a las autoridades universitarias y luego al ministerio público para levantar su denuncia.

En febrero del 2016, dos alumnas fueron víctimas de robo y una más fue golpeada al intentar defender sus pertenencias, informó el portal políticasmedia.org. 

Y  pesar de lograr fotografiar a su agresor, las autoridades no han dado con él.

ADRIANA MORLETT

El 6 de septiembre de 2010 la estudiante de Arquitectura desapareció luego de sacar un libro de la Biblioteca Central , días después el ejemplar de “Arquitectura, teoría y diseño de contexto regresó a los estantes, pero de la joven ya no se supo nada.

Según el testimonio de su amigo Mauro Rodríguez, quien estudiaba de la Facultad de Psicología, aseguró que el día que Adriana desapareció, él la acompañó a su casa en Santo Domingo, pero que de ahí no la volvió a ver.

Pese a que no se le cargó ningún delito en su contra, el joven tramitó un amparo para no ser interrogado… ¿Será que sabía algo o sólo ya no quiso que lo molestaran?

El 17 de diciembre de 2010 se encontraron restos humanos en la carretera México-Ajusco, pero fue hasta noviembre de 2011 que antropólogas argentinas, contactadas por la familia, confirmaron que eran de Adriana.

Sin embargo, hasta la fecha no se sabe quién fue el asesino.

¿Se hará justicia algún día?

¿Qué harán las autoridades para evitar este tipo de casos?

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.