#Desgraciado: Este futbolista abusó 5 años de su ahijada, una niña de 6


No es posible que los niños no estén seguros ni con sus propios familiares.

Y es que el futbolista argentino-paraguayo, Jonathan Fabbro, quien hasta hace unos días jugaba en México con el equipo Lobos BUAP, es buscado por la Interpol acusado de abusar sexualmente de su ahijada de 11 años.

Esta historia fue descubierta por el hermano de la menor en abril de este año, cuando vio unas conversaciones de Whatsapp que la niña sostuvo con Fabbro.

“Manda fotos” le dijo Fabbro a su ahijada. “No da”, le respondió ella: “Pedile esas cosas a tu novia”, le reprochó, en referencia a su pareja, la modelo Larissa Riquelme. “A mi novio tampoco le mando fotos así”, dijo.

“Perdón, pero me parece que no da”, le contestó ella.

Luego, Fabbro se puso un poco insistente. Comenzó con emoticones, caras tristes, de llanto, caras de ansiedad. “¿Tenés jeans? A verlooo”, dijo el jugador. “No, pollera”, respondió ella. Finalmente, la niña le envió dos fotos a su padrino, ninguna en poses sugestivas.

Las imágenes fueron publicadas por Infobae, las cuales se incorporaron al expediente que se abrió contra el futbolista gracias a la demanda que interpuso la madre al enterarse de lo que pasaba.

Esto fue lo que relató la niña, en una de sus declaraciones, el pasado 15 de mayo.

“Yo me dejé, le dije a todo que sí, cuando me besa, como si fuera mi novio… Porque tenía miedo a que me hagan algo pasaron esas cosas. La última vez me tocó las tetas y le dije que no se pase. Me daba semen y lo escupía, me daba besos y me tocaba la vagina (…) Viste, mamá, ¿que los hombres tiran eso? Me lo tiraba en la boca y no me gustaba”, contó.

Lamentablemente, esta pequeña tuvo que soportar los abusos del futbolista desde los seis años y hasta los 11, cuando se descubrió la verdad.

Ahora, el pasado 4 de diciembre, la Interpol en Argentina solicitó la extradición de Jonathan, quien según la ley de aquel país, estaría acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado por vínculo, delito por el que podría pasar hasta 20 años en prisión.

Tras lo sucedido, el equipo Lobos BUAP, en el que militaba en México, decidió dar por terminada la relación laboral.


No cabe duda que en el mundo hay personas sin escrúpulos….

¿Se hará justicia?

#OEG

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.