#Arrepentidos: La oscura razón por la que China quiere salvar a la vaquita marina


¿Recuerdas la vez que el actor Leonardo DiCaprio visitó a Peña en Los Pinos?

El motivo de tan comentada visita fue porque el actor es un activista en defensa de la vaquita marina, una especie originaria de México que está en peligro de extinción por una muy oscura razón.

La vaquita marina es una especie que tiene su hábitat en en aguas mexicanas, y según el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Mariana, actualmente sólo quedan 30 ejemplares, pero la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) jura que en realidad son cien.

La razón por la que cada vez hay menos ejemplares, es porque las vaquitas marinas son “víctimas” colaterales de la pesca ilegal de TOTOABA, un pez mexicano que es muy valorado en el continente asiático, sobre todo en China.

FOTO: PROFEPA

Resulta que en ese país se cree que la vejiga natatoria o ‘buche’ de la totoaba tiene propiedades medicinales, mismas que no están científicamente comprobadas, e incluso se da como dote o regalo… Por esta razón tiene un precio muy alto en el mercado negro, que llega hasta los 60 mil dólares por kilo.

De hecho, la PROFEPA informó que gracias a los 220 mil millones de pesos anuales que el tráfico ilegal de totoaba genera como ganancias, este delito ocupa EL TERCER LUGAR a nivel mundial, sólo después del narcotráfico y el tráfico de armas.

Lamentablemente la totoaba y la vaquita marina son dos especies que habitan en el mismo lugar, por lo que los pescadores ilegales atrapan en sus redes a las vaquitas cuando pescan indiscriminadamente a las totoabas.

FOTO: PROFEPA

El pasado 24 de agosto se reunieron autoridades de México, China y Estados Unidos en Ensenada, Baja California; ahí se dio a conocer que la ruta del transporte ilegal de los buches de totoaba pasa por la frontera México y Estados Unidos rumbo a Hong Kong.

En esa reunión las autoridades de los tres países pactaron la ‘Estrategia Integral para la Protección de la Vaquita’, que incluye algunas medidas como explorar opciones para el desarrollo del comercio legal de totoaba, para combatir el tráfico ilegal de ese pez y por ende, frenar la pesca “accidental” de la vaquita.

Lo que no queda claro es si los chinos accedieron a proteger a la vaquita después de años de acercamientos bilaterales con México por “cargo de conciencia”, debido al grave daño que ha causado el consumo de totoaba en su país o porque en serio están preocupados por el medio ambiente…

Mientras tanto, Guillermo Haro, titular de PROFEPA, declaró en el mes de julio, que el santo remedio de las autoridades mexicanas es “llevar” paulatinamente a los ejemplares que todavía quedan de vaquita mariana a reservas especiales., para que no estén a expensas de los pescadores de totoaba.

Parece que para las autoridades es más fácil sacar a una especie de su hábitat natural, que detener la pesca indiscriminada que deja millones y millones al año.

¿Qué opinas?

#VME

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.