Cinco acciones útiles que a Peña nunca se le ocurrirían (¿o sí?)


¿Te has imaginado qué harías si fueras presidente de México?

Bueno, en el caso de Peña lo mejor sería renunciar, pero como sabemos que no lo hará, le damos algunas ideas que estamos seguros nunca le han pasado ni le pasarán por la cabeza. Esperemos que las considere por el bien de todos los mexicanos.

cerebro

Hablar con la verdad. “El primer paso para solucionar un problema es reconocerlo”, por eso en lugar de tratar de hacernos creer que en México las cosas van de maravilla (porque nosotros sabemos que no es así), Peña debería aceptar públicamente que la situación del país está del carajo, que estamos endeudados hasta el tuétano y que la situación no mejorará en lo que resta de su sexenio. Sabemos que nada cambiaría en el país, pero al menos él recuperaría una pizca de confianza y credibilidad.

Quitar privilegios a burócratas. Emprender una cruzada nacional para disminuir el sueldo y los beneficios de políticos (diputados, senadores, jueces, magistrados…) que al año cobran salarios millonarios mientras que más de 50 por ciento de los mexicanos gana menos de 3 salarios mínimos (210 pesos al día). Aplicar pruebas de eficiencia y productividad… todo aquél que no desquite el sueldo a la puerta con todo y chivas…

barbosa

Limpieza de casa y detector de mentiras para todos los políticos. Quitar de su puesto a los servidores públicos con antecedentes de corrupción (o enjuiciarlos, en su caso) y aplicar el detector de mentiras a los que se queden o quieran entrar a trabajar en el gobierno. Ojo: La prueba debe realizarse periódicamente, pues dicen por ahí que “el dinero y el poder cambian a la gente”.

EPN
Invertir más en educación, ciencia y tecnología. Destinar dinero a estos campos podría hacer de México un país innovador como Estados Unidos o Alemania, dónde se han ido la mayoría de nuestros genios (si no nos crees pregúntale al Conacyt), o con un mejor nivel de igualdad económica como Finlandia, donde la educación es gratuita desde la primaria hasta la universidad. ¿Se vale soñar no?

educaci{on

Sustituir los programas asistencialistas por apoyos productivos. ¿Han escuchado de la frase si les das el pescado a un hombre comerá un día pero si le enseñas a pescar le darás alimento toda una vida? Pues eso pasaría si en lugar de dar ‘frijol con gorgojo’ se le diera a la gente un empujoncito para abrir o hacer crecer su negocio. Síiii, sabemos que existe el Instituto del Emprendedor o el Instituto de Economía Social, pero en la mayoría de los casos sale más caro el caldo que las albóndigas…

Posdata: Se vale alargar la lista.

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

cargando…