#GrillosYTíteres: El extraño y sospechoso caso de Marcelo Ebrard


Marcelo Ebrard ha sido ‘incondicional’ de dos personajes: Manuel Camacho Solís y Andrés Manuel López Obrador.

El primero fue su mentor, casi que su padre político, primero en el PRI, luego en un fallido partido llamado Partido de Centro Democrático (PCD) y luego en lo que quedó del PRD preMorena.

Y López Obrador, lo fue cuando lo incluyó en su equipo como secretario de seguridad pública, lo rescató como titular de Desarrollo Social luego de que Fox lo destituyera tras el escándalo de los linchados de Tláhuac y finalmente cuando le heredó la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Lo siguió siendo cuando Ebrard dobló los manos en 2012 cuando pudo ser candidato presidencial pero se resistió a rebelarse ante AMLO con el cuento de una encuesta en la que López Obrador estaba mejor posicionado.

Ebrard dejó el país porque se le involucró con el expediente de la ‘Casa Blanca’ de Peña, escándalo desatado por Carmen Aristegui, y por las consecuencias de la fallida Línea 12 del Metro, que todavía no puede funcionar como prometió Ebrard, a pesar de que salió carísima.

Ahora, Ebrard, quien vivió en Francia, luego asesoró al derrotado equipo de Hillary Clinton y recientemente, se dice, hizo lo mismo con Antonio Villaraigosa, exalcalde de Los Ángeles que aspira a ser gobernador de California, ya regresó a México, pero sin ser incluido, de inicio, en el eventual gabinete de AMLO.

Dicen, que ayudará a Claudia Sheinbaum en su campaña por la CDMX.

Otros, dicen que todavía no se instalará en la capital por temor a alguna represalia de los gobiernos de Peña o Mancera, contra él o su hermano, o alguien de su círculo cercano.

Algunos más, dicen, que uno de los hijos de AMLO, ‘Andy’, lo quiere cerca de la campaña de su papá, hasta que se confirme su eventual victoria electoral.

¿Qué pasará en realidad con Ebrard?

Tal vez veamos señales claras dentro de poco tiempo…

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.