#EnemigoÍntimo: La traición silenciosa contra Josefina Vázquez Mota


Josefina Vázquez Mota tenía al enemigo en casa.

Parecía que la candidata panista al gobierno del Estado de México podría luchar por el triunfo, pero todo se desmoronó.

Y aparentemente no fue culpa de Ricardo Anaya.

Ni de la división al interior de su partido.

Ni de la falta de acuerdos para consumar una alianza entre PAN y PRD.

Y mucho menos de la falta de apoyo por parte de personajes -aunque sí tuvo que ver- como Ricardo Anaya o Margarita Zavala o el mismo Rafael Moreno Valle, todos ellos con aspiraciones presidenciales para el próximo año.

El verdadero enemigo de Josefina habría sido su propia hija: María José Ocampo.

Al menos eso es lo que se consigna en un reportaje publicado por la revista Proceso, firmado por el periodista Álvaro Delgado, especialista en la cobertura de lo que sucede en el PAN al menos desde hace 15 años.

Delgado señala que Ocampo habría intervenido para que su madre contratara al asesor político colombiano Mauricio de Vengoechea, quien anteriormente estuvo ligado con el priista Emilio Gamboa, y a quien ante los pésimos resultados de la campaña de Vázquez Mota, finalmente terminaron despidiendo.

¿Y por qué creen que lo despidieron?

Pues porque sospecharon que filtraba información.

“A Marijose se le atribuye tomar decisiones estratégicas en el equipo de campaña, como el control de recursos, la contratación de proveedores y el reclutamiento de Mauricio de Vengoechea, el consultor colombiano que diseñó la campaña y a quien, en la recta final, Vázquez Mota despidió por ineficaz y bajo sospecha de filtrar información sensible”, señala Proceso.

Consultada por ese semanario, la hija de Vázquez Mota, dijo que ella no pertenecía a la campaña de su madre, al menos formalmente.

TE PUEDE INTERESAR: El Plan Macabro de Josefina por si no gana la elección

Pero desde un principio, Josefina parecía tener un Plan B por si no ganaba la elección.

O tal vez nunca quiso ganarla.

Según información publicada por El Universal el 12 de abril, Josefina siempre tuvo una segunda opción, por si acaso…

Y se trataba nada más y nada menos que de obtener automáticamente una posición para convertirse en senadora por la vía plurinominal, lo que le aseguraría seguir viviendo del presupuesto.

Pero eso no era todo.

También habría amarrado otra senaduría, para algún personaje cercano.

Y no sólo eso, también dos diputaciones federales, una de las cuales sería para una de sus hijas. O sea, para María José, la que según Proceso es su fallida estratega silenciosa.

Y además, dos diputaciones locales, para tener a personajes cercanos en el Congreso del Estado de México.

Como dicen, todo queda en familia…

¿Será?

#EsMéxicoWe

#GC

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.