#TrasLasRejas: El presidente del pueblo que se convirtió en un fiasco


El día al fin llegó. El expresidente de Brasil, Lula da Silva, pasó la noche en la cárcel.

Y es que, desde hace unos meses, el líder de la izquierda en el país sudamericano había sido condenado a 12 años y un mes de prisión, acusado de lavado de dinero y corrupción.

Pese a arrastrar la condena Lula se negaba a entregarse. El plazo que tenía se venció y 26 horas después, al fin este sábado se entregó a la justicia de su país.

El dos veces presidente de Brasil, fue trasladado de Sao Paulo a Curitiba, bastión de la Operación Lava Jato, donde ingresó en la sede de la policía federal.

Obviamente, las reacciones del pueblo no se hicieron esperar y manifestantes a favor del expresidente se enfrentaron a las afueras de la prisión contra fuerzas del orden, quienes para dispersarlos usaron balas de goma y gas lacrimógeno.

TE PUEDE INTERESAR: #Lulazo: Brasil sorprende a México con duro mensaje y buen ejemplo

La opinión en aquella nación está dividida, pues parte de la población cree que este encarcelamiento es prueba de la lucha contra la corrupción y otra parte lo ve como una trama jurídico-mediática para dejarle fuera de los comicios.

Y es que a seis meses de las elecciones presidenciales en ese país, Lula encabeza las encuestas con más del 35 por ciento de las preferencias.

Da Silva ya gobernó Brasil en dos ocasiones, del 2003 al 2011.

¿Cuál crees que sea la verdadera razón de este suceso?

#EGO

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.