#Transota: Así “desaparecieron” millones de pesos para damnificados del sismo


No es posible lo que pasa en México.

Es lamentable cómo algunos personajes se aprovechan de la desgracia de la gente.

El pasado mes de septiembre, el país fue sacudido por dos sismos que devastaron la Ciudad de México, Oaxaca y Morelos.

Se hicieron donaciones impresionantes y se recaudaron millones de pesos para ayudar a los damnificados, pero, casi seis meses después, hay gente que no ha recibido ayuda porque parte del dinero está desaparecido.

Por esa razón, Investigadores del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) rastrearon donaciones hechas a bancos, fideicomisos privados y organizaciones.

TE PUEDE INTERESAR: #Escándalo: Destapan MEGAFRAUDE del gobierno a damnificados por los terremotos

Sin embargo, por lo hermético que se mostraron las instituciones bancarias, no se sabe cuánto ni dónde está el dinero.

“No tuvimos acceso a la información de cuántos recursos habían recaudado y la mayoría son para reconstrucción para atención de las emergencias”, expuso Liliana Veloz, directora técnica de la investigación, a Reforma.

Los bancos que no tienen o no quisieron relevar la información son Scotiabank, Ayuda Santander, Intercam Banco, Multiva y HSBC, mientras que Banorte, Bancomer, Banamex, Banco Azteca e Inbursa sí cuentan con esta documentación.

La CIDE expone que al menos se concentraron 2 mil 864.5 millones de pesos en instituciones bancarias, si se agregan las “multiplicaciones” que se hicieron por pesos donados.

También hay otros 2 mil 25 millones que recibieron organizaciones registradas ante el SAT como donatarias autorizadas.

¿Qué te parece?

Es lamentable que haya gente viviendo en la calle porque los que recibieron el dinero no quieren decir dónde está.

#EGO

TE RECOMENDAMOS

Consigue más noticias en tu e-mail

Inscribirse al newsletter para recibir noticias en tu correo.

Quinto Poder

Denunciamos todo lo que apesta a corrupción, lacra e injusticia. No basta con que te indignes, mejor alza la voz y ayúdanos a impulsar una reflexión. Sin protegidos ni favoritos, Quinto Poder es tu voz.